Para principiantes: mantener el equilibrio en la moto

ShutterStock.

Para principiantes: mantener el equilibrio en la moto

21 de diciembre del 2017

Desde muy pequeños cuando se empieza a montar en bicicleta, y luego de algunos sustos y caídas, se crea la errada idea que hemos aprendido a mantener el equilibrio.

Tanto en una bicicleta como una moto, lo que no se debe hacer, por lo general, es alterar el equilibrio natural del vehículo. 

Existe algo llamado huella de contacto, que es la relación que tiene la motocicleta con el suelo. Es aquí donde es fundamental que las llantas mantengan la trayectoria al inclinarse y tomar una curva. 

A mayor superficie de contacto, mayor adherencia. 

Dejando el tecnicismo a un lado KIENYKE.COM le da una serie de consejos en equilibro seguro para que no vaya a pasar un mal rato en sus primeros días como motero.

 Primero, encienda la moto y maneje en círculos a una velocidad no mayor a los 20 kilómetros por hora. Poco a poco baje la velocidad. 

Por más despacio que usted ande, y por instinto de equilibrio y supervivencia, sus brazos girarán el timón en la dirección correcta para no caerse.  

Recuerde dar pequeños golpes de gas para no perder potencia y no caerse. 

La mente, por naturaleza, le indicará cómo debe manipular la dirección. Y por más que usted quiera mantener la moto en linea recta a una baja velocidad, esta tiende a girar el manubrio a los costados con el fin de esperar potencia y velocidad para iniciar marcha rápida una vez más.

Lo importante en este caso es practicar en campo abierto, libre del tránsito de lo demás vehículos. Procure que el espacio esté limpio y no hayan piedras o huecos que puedan alterar la práctica.

No ponga el pie en el suelo, esto lo que hará es hacerle perder equilibrio. 

Si usted logra perfeccionar la técnica del equilibrio, podrá sobrepasar a los grande vehículos en esa interminable fila de tráfico sin dificultad.