¿Cómo saber que sus neumáticos no están bien?

6 de junio del 2018

El afán diario o la excesiva confianza en su carro para cualquier recorrido ya sea en la ciudad o en las carreteras no significa que no deba estar pendiente de los neumáticos, siendo que éstas son herramientas claves para evitar accidentes de tránsito e infracciones. De acuerdo a la Ley 769 de 2002 -Código Nacional […]

¿Cómo saber que sus neumáticos no están bien?

El afán diario o la excesiva confianza en su carro para cualquier recorrido ya sea en la ciudad o en las carreteras no significa que no deba estar pendiente de los neumáticos, siendo que éstas son herramientas claves para evitar accidentes de tránsito e infracciones.

De acuerdo a la Ley 769 de 2002 -Código Nacional de Tránsito Terrestre- en el artículo 28, explica las condiciones técnico mecánicas de gases y de operación para que un vehículo pueda transitar por el territorio nacional, el cual debe garantizar como mínimo el sistema de frenos, dirección y demostrar el adecuado estado de las llantas, entre otros.

El artículo 131 de la misma norma, señala que los infractores a las leyes de tránsito serán multados con sanciones equivalentes a 15 SMLV, impuesto al propietario y tenedor del vehículo por no realizar la revisión técnico mecánica en los plazos legalmente establecidos.

Por su parte, expertos como Neumarket.com recomiendan estar alerta con las siguientes señales en los neumáticos con el fin de minimizar el riesgo de una penalización o un impasse que le pueda costar la vida.

1.    Llantas lisas. La Resolución No. 3027 del 26 de julio de 2010 establece que las llantas lisas son una infracción de tránsito. Sanción que consagra la Ley 1383 de 2010 a los carros que no han realizado la revisión técnico mecánica en los plazos legalmente establecidos, imponiendo multas de hasta 15 SMLV.

2.    Ausencia de alguna tuerca en las llantas. La falta de algún tornillo o perno en un neumático, así como apretarlos demasiado, son un riesgo para el correcto funcionamiento de las llantas.

3.    Deformación excesiva de cualquiera de los rines.

4.    Fisuras en los rines.

5.    Riesgo del desprendimiento de los neumáticos.

6.    Neumáticos con riesgo de desprendimiento del vehículo.

7.    Inexistencia de la llanta de repuesto.

8.    Despegue o rotura en las bandas laterales de una o más llantas.

9.    Protuberancias, deformaciones, despegue o rotura en la banda de rodamiento de una o más llantas.

Cabe destacar que mediante revisión visual y con ayuda de un medidor de profundidad, se pueden detectar las fallas anteriormente mencionadas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO