Tips para superar el miedo a conducir

Tips para superar el miedo a conducir

28 de noviembre del 2017

La amaxofobia es un miedo desmedido e irracional a conducir, que se presenta muchas veces de manera irracional e injustificada tanto en hombres como en mujeres. Esta anomalía se puede presentar en personas que no saben manejar y esto les impide aprender, pero también se manifiesta en conductores de todo tipo, ya sea que estén empezando o sean unos expertos al volante.

En ocasiones, los conductores sufren temblores, subidas de tensión. Clínicamente, la amaxofobia es catalogada como fobia específica o trastorno de ansiedad causado por un miedo irracional a la exposición de objetos o situaciones específicas.

Recomendaciones para superar este temor:

Se debe ser consiente de que padece de esta fobia para así consultar un psicólogo experto que ayude a superar los miedos por medio de terapias. Igualmente se recomiendo asistir a clases de conducción para reforzar todos los conocimientos e indicarle al instructor la condición específica que lo agobia a la hora de manejar.

Con las clases de manejo se busca tener de nuevo un contacto con el vehículo para ir cortando la fobia y de esa forma lograr conducir.

Es importante tomar medidas para reducir este nerviosismo que aparece al conducir, ya que no solo representa un problema para la persona que lo padece, sino que se convierte en un riesgo para el resto de conductores y peatones.

Cabe aclarar que este miedo excesivo se produce sin que exista un motivo real de peligro.

Uno de los factores más importantes es controlar la respiración para poder manejar y reducir la ansiedad. Es por eso que la respiración abdominal resulta la más apropiada para aprender a controlar los nervios frente al volante.

Es necesario que para superar la amaxofobia se conduzca en compañía de alguna persona que brinde la sensación de tranquilidad, también el manejar escuchando música que sea de su agrado y mantener un espacio confortable en el vehículo.

La amaxofobia es un trastorno que puede tardar en controlarse o superarse, pero, siguiendo estas recomendaciones y consultando a un profesional de la salud mental es posible superar del todo esta fobia y empezar a conducir.