Diferencias entre sedán y hatchback

Diferencias entre sedán y hatchback

1 de junio del 2018

En el mercado de automóviles se encuentran modelos que ofrecen dos tipos de carrocería: sedán o hatchback. Son muy similares, puesto que ambos tienen capacidad de cinco personas además de un amplio baúl. Sin embargo, hay una serie de cualidades que hay que evaluar e identificar a la hora de escoger uno u otro.

Los sedanes son tradicionalmente modelos de automóviles con cuatro puertas y dos filas de asientos. El techo se curva hacia la parte trasera del automóvil para después ubicar la bisagra del baúl al nivel de la parte inferior de la ventana trasera, donde el espacio del maletero está separado del interior del vehículo, en términos de estilo automotriz, las principales áreas del sedán están articuladas con un diseño de tres “cajas” o “pilares”: motor, cabina de pasajeros y baúl.

Por otro lado, los hatchback son diseñados en dos cajas, en los que la cabina de pasajeros y el baúl ocupan un mismo pilar. Aunque son muy similares a los sedanes, hay dos tipos disponibles: un modelo que tiene dos puertas de pasajeros y puerta trasera, también llamados coupé. Mientras que existe otro modelo de cinco puertas, es decir cuatro puertas de pasajeros y la puerta trasera.

Cabe mencionar que para estos vehículos, la puerta del baúl también se cuenta como una más.

A diferencia del sedán, el techo del hatchback es más prolongado, lo que maximiza el acceso al baúl desde el exterior del automóvil. Este diseño también hace que el área de carga sea totalmente accesible desde el interior del automóvil.

A su vez, los sedanes como los hatchback son en general muy similares.Estos últimos ofrecen más flexibilidad en lo que se refiere a la capacidad de almacenamiento en comparación con la mayoría de los sedanes.

La mayoría de los hatchback ofrecen un menor consumo de combustible en comparación con los sedanes, gracias a su peso comparativamente más liviano.

Por otro lado, los sedanes tienden a tener un motor más grande, lo que es crucial para el rendimiento y manejo del vehículo, con el peso adicional del baúl, esta clase de automóvil es más estable a altas velocidades. Además, gracias a la mayor distancia que existe entre los ejes de las ruedas, los pasajeros pueden disfrutar de un espacio para las piernas más generoso.

Claro que a la hora de decidir cuál es el automóvil que mejor se ajusta a lo que busca y las posibilidades en la compra y financiación del mismo todo se reduce a las preferencias personales.