Lo que debe tener en cuenta al elegir la silla para el bebé

Lo que debe tener en cuenta al elegir la silla para el bebé

6 de enero del 2018

Más que un asunto de comodidad o elegancia, tener una silla para bebé en el vehículo es un tema de vida o muerte. Por eso la elección de este elemento no debe ser una decisión tomada a la ligera. Se deben tener en cuenta algunas recomendaciones para garantizar la seguridad de los menores cuando se transportan en el carro. 

Los datos ayudan a dimensionar la importancia de la silla para bebé. Según el Instituto Nacional de Consumo, del Gobierno de España, el riesgo de heridas graves o mortales es siete veces más alto si el niño no va sujeto con este implemento, además, si ocurre un accidente, lo más probable es que salga expulsado del coche o que se golpee con una fuerza varias veces multiplicada por su peso contra los asientos, la palanca de cambios y las ventanas. 

La silla para niños, entonces, sirve para proteger a los pequeños gracias a que se ajustan con el cinturón de seguridad y otros elementos que dan apoyo a su cabeza. Se debe tener en cuenta que en los menores, el cuerpo tiene otra constitución y sus proporciones son diferentes. Así, mientras que la cabeza de un bebé supone un tercio de su peso total, la de un adulto es una catorceava parte de él.

Es importantísimo tener consciencia de que todos los niños de edad inferior a 12 años y cuya estatura no exceda del metro y medio deben ir instalados en un asiento adaptado para ellos.

Con información del Instituto Nacional de Consumo

Algunas recomendaciones para elegir la silla para bebé

  • Instale cuidadosamente la silla siguiendo las instrucciones de los fabricantes de la silla y del coche.
  • Cuando sea posible, instale siempre la silla en un asiento trasero del vehículo.
  • Sujete con firmeza el asiento para niños al asiento del carro.
  • Hasta una estatura de 1.50 metros, es mejor usar sillas con respaldo, en lugar de cojines elevadores sin respaldo para más comodidad y seguridad (el cinturón de seguridad y el airbag están diseñados para adultos).
  • Ajuste bien los cinturones y no deje ningún espacio entre el cuerpo y el cinturón.
  • Abra las prendas de abrigo o, mejor, quítelas. La silla para niños debe corresponder al tamaño y
    peso del niño.