Cinco razones que indican que usted es un mal conductor

29 de julio del 2018

Con el paso de los años, el uso de los vehículos se ha convertido en una necesidad primordial del ser humano para movilizarse de un lugar a otro. Además, la tecnología se ha convertido en una parte fundamental de los automotores, avanzando cada vez más rápido. Esta ha presentado muchas ayudas de manejo tanto electrónicas […]

conductor

Con el paso de los años, el uso de los vehículos se ha convertido en una necesidad primordial del ser humano para movilizarse de un lugar a otro. Además, la tecnología se ha convertido en una parte fundamental de los automotores, avanzando cada vez más rápido.

Esta ha presentado muchas ayudas de manejo tanto electrónicas como mecánicas, pero el usuario debe saber cómo cuidar de estas.

¿Es usted un mal conductor?

Para nadie es un secreto que existen prácticas indebidas por parte de los chóferes en cuanto al cuidado de su vehículo y es por eso que aquí están las cinco razones por las cuales usted puede ser un mal conductor:

  • Dejar acabar la gasolina: La bomba de combustible es uno de los componentes más importantes del vehículo y dejar vaciar el tanque provoca que trabaje de manera forzada, haciendo un desgaste mucho más rápido de esta pieza.
  • Abusar de los frenos: Las pastillas son las encargadas de realizar el contacto con el disco y así poder ejecutar la acción de frenado, estas sufren cuando el conductor aplica el freno por tiempos prolongados, como en los descensos. Es por eso que se recomienda utilizar las cajas de cambios como freno de motor y así evitar el recalentamiento de las pastillas.
  • No calibrar las llantas: Evitar esta práctica es perjudicial para la salud del carro, tanto mecánicamente como para en el consumo de combustible.
  • Revoluciones muy altas: Algunos conductores acostumbran a dejar su vehículo a altas revoluciones sin pensar el daño que le causan al motor, pues este, está diseñado para aguantar las altas revoluciones por cortos periodos de tiempo y daña aún más las cuando el motor no está en su temperatura adecuada o se encuentra acelerando cuando la caja de cambios está en neutro.
  • Revoluciones muy bajas: Algunos conductores creen que llevar el automotor a bajas revoluciones les genera un ahorro de gasolina sin imaginar que también provoca un sobreesfuerzo en él. Aquí se gasta mucho más combustible o el rápido desgaste de las piezas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO