2011: el Año internacional de los Bosques

2011: el Año internacional de los Bosques

23 de enero del 2011

A lo largo de la semana pasada diferentes periodistas informaron al mundo sobre la magnitud de las inundaciones que están padeciendo países a lo largo del mundo; en Sri Lanka, los desplazados por el invierno superan el millón de habitantes; en Brasil, el invierno está siendo considerado como la peor catástrofe natural de su historia; en Perú, las inundaciones y las lluvias se extienden a cuatro regiones dejando a su paso miles de desplazados; en Australia, el Estado de Queensland está pasando por las peores inundaciones en medio siglo; en Colombia las lluvias e inundaciones han dejado más de dos millones de personas afectadas, por nombrar algunos de los países afectados por el invierno. A mediados del año pasado en Pakistán hubo más de veinte millones de personas afectadas por las crecientes de los ríos.

En el Cono Sur, tanto en Uruguay como en Argentina las temperaturas han sobrepasados máximos históricos. La Costa Este de los Estados Unidos sufrieron las peores nevadas en años.

Todas estas noticias se han vuelto cotidianas en los diarios o noticieros de radio y televisión.

Es momento de ponernos a analizar si la ocurrencia de tantos fenómenos climáticos extremos es normal. Diversos expertos en la materia han informado que a medida que la Tierra se continúe calentando estos fenómenos van a ser más y más extremos y más continuos. Este año, se celebra el Año Internacional de los Bosques. Es la oportunidad para crear conciencia sobre la importancia de su conservación, protección y restauración. Pero que tienen que ver los bosques con todo esto…la respuesta es simple: LOS BOSQUES SON FUNDAMENTALES Y TIENEN QUE VER CON TODO.

Los bosques brindan una cantidad inimaginable de bienes y servicios al planeta;  ayudan a regular el clima;  son parte fundamental del ciclo hidrológico, ayudando en la recarga de acuíferos y en la prevención inundaciones. Por ejemplo, en China se han hecho valoraciones en las cuales el servicio que los árboles plantados prestan en el control de las inundaciones es tres veces más valioso que el de la madera de los mismos árboles[i]. Los bosques también disminuyen la erosión y por ende los deslizamientos de tierra; son el hogar de miles de especies animales y vegetales; son proveedores de alimentos, medicinas y materiales; son sumideros de carbono y son los “pulmones del mundo”.

Para alcanzar un desarrollo sostenible debemos aprender a gestionar sosteniblemente los beneficios y servicios económicos, socioculturales y ambientales que nos proporcionan los bosques. En este año 2011 designado por las Naciones Unidas como el Año Internacional de los Bosques, se está invitando al mundo a movilizarse para conservar, proteger y restaurar los bosques; a intercambiar conocimientos y experiencias acerca del establecimiento de áreas protegidas, de reserva, de uso comercial; a implementar acciones para evitar la degradación de los bosques y su deforestación. Es muy dramático que en Colombia anualmente se talen 300.000 hectáreas de bosques, el equivalente a 210.000 canchas de futbol aproximadamente.

Esta es la oportunidad para que Colombia se posesione internacionalmente como un país megadiverso, un país de bosques y servicios ecosistémicos. Es necesario pasar del dicho al hecho, de compatibilizar las locomotoras del desarrollo con el medio ambiente. En fin asegurando un Desarrollo Sostenible, con equilibrio entre lo ambiental, lo social y lo económico.


[i] “Forestry Cuts Down on logging” China Daily 26 de mayo 1998.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO