A embotellar basura

A embotellar basura

24 de julio del 2011

Cepillos de dientes viejos, esferos sin tinta, envolturas de comida, negativos y hasta máquinas de afeitar hacen parte del tipo de basura que se puede embotellar y convertir en casas, muros, graderías para canchas de fútbol y sillas útiles. Un Ecoladrillo es la nueva manera de reciclar y, como lo dice la organización colombiana MenosBasura, darle un propósito a la basura que arrojamos.

Son varios los puntos a favor de construir con Ecoladrillos. Este material es un aislante térmico y acústico, y debido a su bajo peso es también sismo resistente. Además, evita y ahorra las emisiones contaminantes que producen algunos materiales de construcción. Esta tendencia ya tiene fuerza en países como Guatemala, donde se han construido en más de siete escuelas.


La organización menos basura promueve la construcción por medio de Ecoladrillo que se elaboran con basura no orgánica.

El primer paso para hacer un Ecoladrillo es conseguir una botella de plástico con tapa de cualquier tamaño y lavarla bien. Se debe llenar de basura con la ayuda de un palo para amontonar la mayor cantidad de empaques de alimentos, etiquetas plásticas, icopor  o cualquier material inorgánico. Para finalizar el proceso, se debe comprobar que la botella esté llena en su totalidad, de modo que si alguien se pone de pie encima, ésta no se hunda.

En una botella de dos litros cabe la basura que produce una familia de tres personas durante un mes. Esto significa 800 gramos de peso. La elaboración podría tardar hasta una semana antes de estar lista para construir.


Los niños del barrio El Pacífico de Medellín hacen parte de la iniciativa ambiental.

En Colombia, la iniciativa se lanzó en febrero del 2011, en la ciudad de Medellín. El proyecto se desarrolla en el barrio El Pacífico de la comuna ocho de la capital antioqueña. Allí, en alianza con un club conformado por toda la comunidad, en especial, por niños, profesores y estudiantes, se logró construir una banca con 120 Ecoladrillos a las afueras de la ludoteca. Además, su próximo proyecto será construir una casa.  La organización MenosBasura espera llegar a ciudades interesadas en el modelo de construcción, como Bogotá, Popayán y Bucaramanga.

Menos Basura funciona gracias al trabajo voluntario de empresarios, amas de casa, estudiantes y personas interesadas en promover esta idea verde. Muchos de ellos ya tienen puntos de recolección y han tomado la elaboración de Ecoladrillos como un modo de reciclaje.


Esta fue la primera obra que se llevó a cabo en El Pacífico, una banca con más de cien botellas llenas de basura.

El sueño de Tania Cardona y María Adelaida Jaramillo, quienes están a la cabeza del programa, es que en las casas dejen de sacar basura y empiecen a sacar Ecoladrillos para construir. El lema de la organización no puede ser más claro: “Dale propósito a lo que tiras y abre espacio para un mundo con MenosBasura”.

Facebook:  http://www.facebook.com/menosbasura

Twitter: @menosbasura