Actriz mexicana fue agredida por decirle a un hombre que recogiera heces de su perro

Actriz mexicana fue agredida por decirle a un hombre que recogiera heces de su perro

4 de mayo del 2016

La actriz y presentadora mexicana América Gabriel fue víctima de agresión física por pedirle  a un hombre recoger las heces de su mascota que estaban en el piso del Parque México de la Ciudad de México.

Lea también: Regiones de Colombia donde más maltratan a las mujeres

El sujeto reaccionó de manera violenta y la presentadora asegura que sufrió un gran daño a su persona. “Para mí, el que me deje marcas en la cara, representa un daño psicológico, porque tú sabes a qué me dedico y soy figura pública. Soy actriz y conductora, es mi imagen la que también se daña”, indicó América Gabriel en entrevista con el programa Ventaneando de México.

A través de un video en su cuenta de Instagram, la actriz dio a conocer la agresión con el siguiente mensaje: “Estoy subiendo este video para que vean cómo un boxeador me atacó en la cara con su bicicleta, me escupió y todo por pedir que levantara la popó de su perro”.

En la grabación se puede observar a la actriz y presentadora recostada en la camilla de una ambulancia rumbo al hospital para ser atendida de los golpes recibidos. Se ve que tiene un corte en la ceja, el cual sangra bastante.

Además: La mujer que enfrenta el machismo en Bogotá

Por su parte, Adolfo Mendoza, abogado de América, mencionó que pese a las declaraciones que se realizaron frente a las autoridades, la justicia no cumplió con su deber pues, el hombre que la atacó, quedó inmediatamente en libertad.

“Por alguna razón no fue remitido por cargos de violencia, como es agresión. ¡Es un delito! La persona ahora está localizable, y sólo queda consignar la orden de presentación y orden de aprehensión”, señaló Mendoza a dicho medio.

La actriz concluyó sus declaraciones al expresar que nunca había sufrido la agresión de un hombre, y que “es horrible sentir eso, es una fuerza mayor de agresividad”La mujer confesó sentir mucho miedo y que no entendía la reacción del hombre hacia ella, ya que sólo le pidió tener un gesto de educación y recoger las heces de su mascota.