Cota, paraíso natural

Cota, paraíso natural

20 de marzo del 2011

La forma más moderna de exhibición de fauna y flora silvestre en el mundo son los bioparques. Un  concepto con una historia reciente –tal vez tenga sólo dos décadas– y se basa en la idea de educar al público que los visita sobre las relaciones que existen entre los animales, las plantas, los seres inertes de los ecosistemas y el hombre.

A diferencia de otros lugares donde muestran la fauna y flora silvestre de manera separada, en el bioparque se vive el mundo y el espacio natural como si fuera un pedacito de cada uno de los posibles ecosistemas existentes, donde animales y plantas interactúan para que las personas comprendan y sean testigos de cómo funciona la naturaleza. A diferencia de zoológicos o cualquier otra exhibición, el bioparque no separa a los animales con cubículos o celdas que los aisle unos de otros, sino que muestra con claridad la mezcla de especies animales y vegetales, de acuerdo con su afinidad y distribución geográfica.

En Colombia se inauguró a finales del año 2008 en Cota, Cundinamarca, la primera etapa del Bioparque La Reserva, en la que se pueden atravesar a pie varias representaciones de ecosistemas amenazados de nuestro país, como el bosque seco tropical, donde se puede caminar entre aves, reptiles y una multitud de coloridas mariposas, los aviarios del bosque andino, la representación de la selva húmeda tropical con la aparición majestuosa del Águila Harpía (el ave de presa más grande del mundo), los humedales de la sabana de Bogotá y se pueden ver diferentes especies de aves rapaces entrenadas para volar en libertad cerca del público para que los espectadores vivan una experiencia única en Colombia.

El bioparque funciona bajo los parámetros estrictos de la ciencia y el bienestar animal, es el primero en Latinoamérica y uno de los primeros del mundo en haber sido diseñado y construido bajo los parámetros de la arquitectura verde o Green Building, un tipo de construcción que debe ser consciente en cuanto al ambiente, tanto en su desarrollo de construcción como en su sostenimiento general de por vida.

Los animales que hacen parte del parque provienen de centros de rescate de fauna decomisada y son rehabilitados de manera física y emocional para que actúen y se vean en la medida de lo posible como si estuvieran en su medio, esto con el fin de apoyar la sensibilización del público sobre el tráfico ilegal y promover la conservación de las especies en su ambiente natural.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO