Justin Bieber y las excentricidades para sus conciertos

Foto: Instagram/justinbieber

Justin Bieber y las excentricidades para sus conciertos

9 de abril del 2017

Los fanáticos de Justin Bieber en Colombia cuentan los días para asistir a ‘Purpose’, la tercera gira mundial que adelanta el canadiense.

Será el próximo miércoles 12 de abril en el estadio Nemesio Camacho El Campín donde el joven de 23 años deleite a sus seguidores con canciones como ‘Sorry’, ‘What do you mean?’, ‘Love yourself’ y otras.

Polémico en redes sociales, querido por millones de adolescentes en el mundo y centro de críticas y rumores, Bieber tiene ciertas exigencias para los viajes que adelanta en el marco de sus conciertos.

Justin Bieber ya está en Bogotá

Según se conoció en las últimas horas, llegó en su avión privado para alojarse en un hotel de la cadena JW Marriot de Bogotá. No obstante, la idea sería quedarse unos días en una casa de lujo en la capital y luego, viajar a Cartagena.

Incluso ha circulado un video por redes sociales en el que se observa al joven en un campo de golf. Al parecer, lo habrían visto el Country Club de la ciudad.

Luego de su concierto en el estadio Olímpico Atahualpa, en Ecuador, el cantante conglomeraría en la capital de la República a más de 30.000 asistentes.  Luces, pantallas gigantes, juegos pirotécnicos y bailarines acompañarán el show.

La artista Ali Stone, reconocida a nivel mundial por su carrera como productora, dj y cantautora, será la encargada de abrir el evento.

Aunque él trae lo necesario para su concierto, como más de 500 toneladas de producción, según han revelado los organizadores del evento en otros países, también tendría otras exigencias para sus estadías.

En cuanto a la alimentación, para su último concierto en Monterry, México, solicitó botellas de agua alcalina, para rehidratarse después de sus coreografías, además de varios productos para elaborar sándwiches como salsas, pan integral y especias.

También es común que durante sus giras pida juegos de mesa, televisión con canales canadienses y una mesa de ping pong.

El artista vuelve a Bogotá después de cuatro años de ausencia. En su última visita generó una fuerte polémica, debido a que fue visto dibujando varios grafitis, entre ellos su firma, en la calle 26 cerca del Concejo de Bogotá. Estaba acompañado por sus cuatro guardaespaldas y una caravana de la Policía, lo que provocó reacciones de inmediato.

En otros países también ha dado de qué hablar. En octubre de 2016, se enojó con sus seguidores en Inglaterra y se bajó del escenario. ¿De nuevo generaría controversia en Colombia?