Cuando los apartamentos se convierten en galerías

Cuando los apartamentos se convierten en galerías

27 de diciembre del 2010

Una pared de color rojo óxido donde cuelga el cuadro Las dudas del arcángel, del artista colombiano Mauricio Escobar, es la excepción de las paredes blancas que tiene un penthouse de las torres del Parque Central Bavaria. El escenario parece el apropiado para simular una galería de arte en medio de la intimidad del apartamento del abogado Carlos Silgado, quien trabaja en Contraloría Distrital y es un apasionado del arte.

Silgado le ha dedicado los últimos veinticinco años de su vida a coleccionar cuadros y esculturas y hoy tiene más de treinta que superan los cien millones de pesos, pero para él no es importante el valor económico de éstas. Obras de los artistas como el escultor Ramírez Villamizar y los pintores Granados y Barbosa decoran su apartamento, un espacio remodelado por el arquitecto Carlos Rueda, y aprovechado por el artista colombiano Mauricio Escobar para montar su propia exposición, quien regresó de Europa quince años después de su última exposición en la galería Diners.

Escobar llegó en busca de sus orígenes y de un lugar para exhibir la serie Siervos de óxido y medusas coronarias, elaborada en hojas de algas japonesas y asiáticas. Sin embargo, se encontró con un protocolo y planeación que para su gusto iban en contra de su autonomía como artista y de su afán por llevarle al público sus cuarenta piezas. El apartamento de Silgado, con un área superior a los 260 metros cuadrados dividida en dos habitaciones, un gran salón y con vista tanto a la ciudad como a los cerros orientales, se convirtió en el sitio donde sus obras tomarían carácter en medio de la calidez que ofrece el hogar de un simple devoto del arte.

Fueron diez días de montaje donde el mismo artista se encargó de acomodar y crear una nueva composición entre sus obras y el espacio no convencional. El resultado fue un loft destinado a presentar durante un mes y de manera privada su trabajo. La galería se lanzó en dos ocasiones a final de este año, la primera para el público en general y un par de noches temáticas o tertulias con invitados cercanos, todos amantes de arte.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO