Daniel Samper Ospina trae el L-ego de Varguitas y el amor de Alvarín y Clarita

13 de junio del 2014

El “involuntariamente” cómico Pachito es el personaje de su último libro.

Daniel Samper, Las aventuras de Pachito

Por @Lauquiceno

Le interesan el Independiente Santa Fe, los sonetos de Rubén Darío, los libros de Ricardo Silva Romero, escribir columnas sobre la fauna política colombiana desde la recordada “Cría Ordoñez y te sacarán cuervos” hasta “No quiero ser santista, pero me toca”, su última entrega sobre el panorama electoral en Colombia.

Le gusta el legado del “no todo vale” de Mockus, escribir libros que van desde la radiografía de la sociedad colombiana, en “El club de los lagartos”, hasta la séptima estrella del Independiente Santa Fe en el torneo colombiano, en “Volveremos, volveremos”.

Le gusta conversar, faceta que ha mostrado en el Hay Festival. Le gusta leer a sus hijas Guadalupe y Paloma algunos cuentos antes de dormir y en ese acto cotidiano surgió la idea de su nuevo libro: “Las aventuras de Pachito”, una saga infantil para que los niños no sean políticos cuando grandes.

El director de Soho, junto al ilustrador Luis Carlos Cifuentes, crea un universo en el que el personaje central, “Pachito”, un niño muy necio, interactúa con otros personajes como Memel, Alvarín, Petrusco, Varguitas y Obdulete.

Hablamos con Daniel sobre este nuevo libro publicado por Aguilar.

Daniel Samper

¿Qué son Las Aventuras de Pachito?

Es una saga infantil hecha para adultos: sátira política pero hecha en el formato del cuento infantil.

¿Cuáles personajes además de Pachito son protagonistas en la historia?

Los jefes de cada una de las pandillas, Memel y Alvarín. En la pandilla de Memel hay personajes como Varguitas, que se la pasa armando casas de Lego (tiene un l-ego muy grande), el regordete Cárdenas, que anda con unas tijeras y un pote de mermelada, Ernestito y el niño Simón, entre muchos otros. En la pandilla de Alvarín está Pachito, justamente, Obdulete, Fercho Londaño, el Curita y Zuluaguita, entre otros. E incluso hay una tercera pandilla, la de Bosque Izquierdo, en la que brillan los terribles hermanos Iván y Samuel, Clarita y Petrusco, que siempre anda con un chichón y un megáfono.

Cuéntenos sobre este capítulo: “Pachito se pelea con su primo”

Es el origen de toda la saga. Todos tenemos un primo con el que peleamos y el de Pachito es Memel: un primo muy vanidoso al que detesta. Pachito publica fotos familiares para que su primo quede mal -Memel en tierra caliente, Memel con afro en los setentas, etc- pero no se da cuenta de que en todas el mismo Pachito sale.

Lea también

Ricardo Silva Romero: “No es tan extraordinario escribir un libro”

“Si escribo una columna y no recibo insultos, siento que perdí el tiempo” Juan Gabriel Vásquez

Daniel Samper, Las aventuras de Pachito

¿Y “Pachito electrocuta un estudiante”?

Es un libro de la saga. Cuando Pachito suplanta al doctor Ternura, su psiquiatra, y decide tratar a los pacientes con corrientazos.

 ¿Y el noviazgo entre Clara López y Álvaro Uribe?

No lo alcanzamos a cubrir esta vez, pero el ilustrador, el artista Luis Carlos Cifuentes, hizo una viñeta en que salen Alvarín y Clarita enamorados, y Pachito furioso, porque es un niño díscolo y celoso.

¿Por qué un hombre como Pacho Santos le resulta tan caricaturesco?

Habría que preguntárselo a él. Es uno de los personajes más (involuntariamente) cómicos de nuestra fauna política, y es una gloria ser escritor de sátiras en un país que lo tiene a él como líder: suaviza el trabajo de nosotros los caricaturistas.

Daniel Samper

¿Es usted tan satírico en su vida personal, con sus amigos, como en sus columnas?

Creo que lo normal; pero nadie es humorista todo el tiempo; tampoco urólogo las 24 horas.

El 2013 fue un buen año para la Revista Soho. El premio Ortega Y Gasset de Alberto Salcedo Ramos con La travesía de Wikdi y el Premio Simón Bolívar con ¿Qué pasó con Emma Reyes? ¿Cuál es el sello de Soho y sus escritores?

Creo que Soho es una de las plataformas de periodismo narrativo más importantes de Latinoamérica gracias a una ecuación sencilla: grandes firmas, temas cotidianos. Escritores extraordinarios capaces de contar vida y sucesos ordinarios.

¿Temas y mujeres que estarán en la portada del 2014?

Prefiero no anticiparme, pero creo que tendremos una entrega de periodismo narrativo como nunca lo hemos hecho: con muchísimas firmas concentradas en narrar un mismo objeto.

¿Cuáles personajes son tan caricaturescos que son recurrentes en sus columnas y que dan mucha papaya?

Creería que todos, pero tengo gran cariño por Roy Barreras, a lo mejor por lo que encima de todo es poeta, y a mí me gusta la poesía. Y, bueno, el medio ambiente, incluyendo reptiles que pueden estar en extinción.

¿La política es una fuente inagotable de historias?

Sí. En especial la nuestra. Inagotable.

Si Pachito es algo así como un antipolítico, ¿quién sería un buen político?

Pues siempre le hice fuerza a Mockus. Y si sobreviví a la angustia de esos debates en que se trababa o gritaba arengas, es porque ser hincha de Santa Fe me ha sacado mucho cuero. Pero, como sea, creo en Mockus y su legado de que no todo vale, de que la ética está por encima de la ideología.

Dígame tres cualidades que debe tener alguien al frente de un proyecto editorial.

Audacia, inteligencia, originalidad.

¿Por quién va a votar el próximo domingo y por qué?

Lo que jamás podré perdonarle a Álvaro Uribe es que me haya convertido en santista. Voté por Santos, aunque en realidad voté contra Uribe. Y lo volveré a hacer.

¿De tanto hablar de política será que termina en la política?

No: primero me convierto en hincha de Millos a convertirme en político.

¿Le gustaría escribir ficción?

Si, de hecho ando escribiendo desde hace un tiempo unos cuentos, aunque con la esperanza de que sean cuentos humorísticos. Vamos a ver cómo salen.

 @DanielSamperO

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO