Cinco momentos difíciles en la vida de Chris Cornell

18 de mayo del 2017

Chris Cornell, uno de los grandes líderes de la era grunge murió en horas de la noche del miércoles en la ciudad de Detroit (EE.UU), médicos forenses anunciaron que el artista se suicidó por ahorcamiento en el baño de un hotel; su familia y sus miles de fanáticos lloran su deceso alrededor del mundo. Su voz, catalogada […]

Cinco momentos difíciles en la vida de Chris Cornell

Foto: Instagram

Chris Cornell, uno de los grandes líderes de la era grunge murió en horas de la noche del miércoles en la ciudad de Detroit (EE.UU), médicos forenses anunciaron que el artista se suicidó por ahorcamiento en el baño de un hotel; su familia y sus miles de fanáticos lloran su deceso alrededor del mundo.

Su voz, catalogada como una de las mejores del grunge retumbó en decenas de escenarios haciendo saltar y menar las cabezas de sus seguidores hasta que sintieran que el cuello iba a romperse. Con sus bandas Soundgarden y AudioslaveChris Cornell deja más que un legado musical, deja un legado de vida.

Chris Cornell, momentos difíciles 

1. Divorcio de sus padres: Cuando tenía aproximadamente catorce años sus padres se divorciaron, esto generó en Chris una depresión severa que lo llevó a encerrarse en su casa durante un año. Musicalizó su soledad al dedicarse a tocar la guitarra y la batería. Paralelamente a esto abandonó el colegio y luego se puso a trabajar como ayudante de cocina. Su nombre completo era Christopher John Boyle Cornell, pero con la separación de sus padres, él y sus hermanos optaron por quedarse solo con el apellido de su madre.

2. Casi pierde sus cuerdas vocales: En 1994, durante la promoción del cuarto álbum de estudio de Soundgarden, llamado ‘Superunknown’, los médicos le dijeron a Chris que había forzado de forma severa sus cuerdas vocales y que debía dejar de cantar por un tiempo, de lo contrario éstas quedarían dañadas permanentemente. Cornell tuvo  que cancelar todos los shows programados.

3. Adicciones y disolución de Soundgarden: Al convertirse en un adicto del alcohol y los fármacos, los problemas entre los integrantes de la banda no se hicieron esperar. Su alcoholismo fue un factor de peso para la separación de la banda, la cual se hizo oficial el  9 de abril de 1997.

“Me cuesta hablar de ello. Durante años esas cosas estaban de alguna manera presentes todo el rato. Aún trato de entender si caí en la adicción porque era infeliz o si más bien era infeliz porque caí en la adicción”, dijo en una oportunidad para El País de España.

Aunque con el pasar de los años, Chris Cornell pudo superar sus adicciones, asegura que es algo de lo que se arrepintió rotundamente. “De lo que me arrepiento cuando tocaba en Soundgarden o de todo lo que hice musicalmente en los 80, 90 fue que bebía un montón”, dijo alguna vez.

4. Su primer álbum como solista no fue un éxito comercial: ‘Euphoria Morning’,  primer disco como solista, lanzado en 1999 tras la separación de Soundgarden, no fue un éxito en ventas, sin embargo sí lo fue a nivel musical al recibir una buena aceptación por parte de la crítica.

5. Deja a Audioslave: Junto a tres de los exmiembros de ‘Rage Against The Machine’, Cornell fue el vocalista de Audioslave, su banda después de Soundgarden. Pese a que el grupo fue bien aclamado por la crítica, gozaba de un éxito comercial y ser nominado en tres oportunidades a los premios Grammy, Chris Cornell anunció públicamente que se retiraba de la banda por diferencias irreconciliables con sus miembros aunque les deseaba lo mejor.

Chris Cornell dejó este mundo, pero siempre se le recordará como uno de los grandes del grunge, que hizo brillar el rock con sus letras sensibles y su voz potente y carrasposa, un artista que pintaba con letras, tal y como lo dijo alguna vez.

“No hago canciones para hacer declaraciones. Lo que busco es pintar con las letras, crear imágenes coloridas. Creo que es lo que la música debería ser”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO