El hijo de Don Ramón le pide a Florinda Meza que se retracte

22 de marzo del 2016

Compararon el insulto con las cachetadas que Don Ramón recibía de Doña Florinda.

El hijo de Don Ramón le pide a Florinda Meza que se retracte

Esteban Valdez, uno de los 10 hijos de Ramón Valdez, más conocido como ‘Don Ramón’, rompió el silencio de la familia del actor del ‘Chavo del 8’ y expresó su inconformidad frente a las recientes declaraciones de Florinda Meza para un programa de la televisión brasileña, en el que dijo que el carismático ‘Don Ramón’ era drogadicto y alcohólico.

Lea también: Doña Florinda contó que Don Ramón era drogadicto y alcohólico.

Las declaraciones de Doña Florinda causaron revuelo en Latinoamérica, donde Don Ramón es un personaje muy querido por grandes y chicos que aún siguen viendo al actor en los clásicos capítulos del ‘Chavo del 8’ y las otras comedias que hacen parte de ‘Chespirito’.

Lea también: La Chilindrina revelará secretos de Roberto Gómez Bolaños.

“Somos 10 hijos de mi papá y la manera de resumir nuestro sentimiento es que fue injusto”, dijo Esteban, quien comparó el insulto de Doña Florinda con las cachetadas que en el programa ella le propinaba al padre de la Chilindrina, casi siempre injustamente.

Lea también: “Chespirito actuó en fiesta de Pablo Escobar”: Quico.

Valdez dijo que la viuda de Chespirito sabe que cometió un error; dijo también que aunque ellos como familia se sintieron atacados y ofendidos no quieren entrar en polémica con la exactriz y sus declaraciones.

“Mi papá ya no está para defenderse”, dijo el hombre desde México.

Aunque rescató que la mujer se hubiera disculpado a través de su cuenta de Twitter, la invitó a que su retractación fuese pública.

Esteban dijo que ellos como familia nunca supieron que su padre, fallecido el 9 de agosto de 1988, hace 27 años, hubiera consumido alguna sustancia estupefaciente y recordó que Ramón Valdez murió de una penosa enfermedad que lo atacó por años y que por el contrario, el haber sido diagnosticado con el cáncer lo obligó a dejar el licor, que era el único vicio que ellos le conocían.

“No supimos que mi papá usara drogas. Se le diagnosticó cáncer en el estómago y le daban un años de vida, pero él siguió tres años y medio más. Le gustaba tomarse sus copas pero tenía que evitarlas”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO