El calvario de Luly Bossa con una EPS

El calvario de Luly Bossa con una EPS

14 de Marzo del 2017

Desde el 12 de marzo, la actriz Luly Bossa ha adelantado, a través de redes sociales, una cruzada que tiene como finalidad presionar a la EPS Sanitas, para que atiendan de manera oportuna y adecuada a su hijo Ángelo Bossa Brieva, de 15 años, quien padece Distrofia muscular de Duchenne.

La enfermedad del joven es una debilidad muscular, que hace que las piernas se vuelvan delgadas y débiles. Se pierde todo tipo de equilibrio  y provoca que la persona se tambalee, se caiga y no pueda caminar con facilidad.

Luly Bossa: Resucitaron todas las directivas

La campaña que está haciendo la actriz de la telenovela  ‘Polvo Carnavalero’ con el hashtag #EPSSanitasEnDesacato se ha viralizado, tanto que directivos de la EPS se comunicaron con la actriz.  “Se ha reactivado la Superintendencia de Salud y resucitaron todas las directivas de Sanitas y me llamaron a decirme que en qué era en lo que estaban fallando, o sea el tema de comunicación es muy grave”, dijo.

También dice la actriz que luego la llamaron de la EPS para agendarle cita al joven y atenderlo en la IPS REI y que ella preguntó si aquel lugar tenía los aparatos necesarios para que su hijo asistiera a la terapia. La respuesta fue afirmativa. Sin embargo, Luly Bossa no quedó muy satisfecha, según lo cuenta, la persona encargada de otorgarle la cita no estaba segura si en realidad el joven sería remitido al lugar correcto para recibir la terapia.

Al llegar a la IPS solo había algunos tapetes y otros implementos para realizar terapias a niños, pero no se encontraba adecuado con los instrumentos que necesitaba Ángelo para dicha terapia. Dice que le tocó devolverse a su casa sin ningún tratamiento.

El instrumento que necesita Ángelo Bossa es una camilla que poco a poco se levanta con un sistema hidráulico. De acuerdo a la graduación necesaria de la camilla, el paciente va sosteniendo su propio cuerpo de nuevo.

Aunque Luly Bossa tiene uno en casa que le dio la EPS y su hijo ya se puede sostener al menos durante una hora, si no se le ponen los aparatos que en realidad necesita de manera constante, no podría caminar.

Este martes Luly radicó en el Tribunal Superior de Bogotá la impugnación al fallo de segunda instancia. Ya cuenta con el cubrimiento del 100% del tratamiento. Sin embargo, lo que ella aún no se explica es por qué no le dan el servicio que necesita, si cuenta con las autorizaciones médicas.

La juez ya había confirmado la tutela, es decir, falló a favor de la artista en primera instancia, y le otorgó la posibilidad a Sanitas de darle el tratamiento en cualquier IPS con la que tuviera convenio. El verdadero problema radica en que la funcionaria judicial no verificó si las IPS tenía o no los implementos que pudieran ayudar a su hijo.

A pesar de que había salido el fallo a favor, al día siguiente la EPS la remitió a un lugar, donde solo atienden niños y bebés y no pacientes como Ángelo. En ese momento no le pudieron realizar ningún procedimiento. Después de haber perdido ese tiempo, ella les envió un correo y no pasó nada; es más, aún no le han vuelto a dar el tratamiento.

Lo único que Luly Bossa está pidiendo es que le aprueben las ambulancias para transportar a Ángelo y llevarlo a sus terapias. Espera que se dé todo el proceso adecuadamente, después de una operación dolorosa, en la que estuvo dos meses enyesado hasta la cadera. 

Dijo también,“parece que hoy están reunidos, porque se están dando cuenta que no hay otra institución que tenga esos aparatos y van a tener que darle lo que el médico le envió”.

Bossa señaló que si todo llega a salir como lo espera, aparecerá en otro video con su hijo para agradecer a los seguidores y a quienes le apoyaron  en todo este proceso, para que atiendan a su hijo de manera legítima y respeten su derecho a la salud.