El General se arrepiente de crear el reguetón

24 de agosto del 2018

Las palabras con las que El General afirma estar avergonzado.

El General se arrepiente de crear el reguetón

El General también conocido por su nombre de pila, Edgar Franco, quien ganó seis premios Billboard y 32 discos de oro, en su carrera profesional como músico, comenta recientemente en un video sentirse avergonzado por haber creado el género del reguetón.

Ahira Edgar es un predicador de la palabra de Dios y por esto, la entrevista se hizo por medio de un producto audiovisual en el canal de Youtube de una iglesia evangélica a la que pertenece El General. En este confirma estar arrepentido de haber participado en el género urbano que en este momento es tan popular, debido a que la gente lo nombra “el padre” de este estilo musical.

El intérprete de “Rica y Apretadita”, “El Meneíto”, “Juana, Pélame la Banana” y otras canciones más, asegura que él en la década de los 90 se convirtió en la sensación de este género porque se puso “a escuchar malas compañías, me halaron como un anzuelo y me trajeron a ese estudio de grabación”, debido a que actualmente para el panameño no es un orgullo decir que hizo parte de ese movimiento urbano conocido por utilizar temáticas que comúnmente atentan contra lo que es conocido como moralmente correcto.

Asimismo narró como era su horario cada vez que le tocaba ser parte de esta industria. Explica que aunque a él no le gustaba el reguetón, solo bastaba con que le sirvieran un vaso de whisky para que él se sintiera a gusto y siguiera con su trabajo. Cada vez que salía de un concierto, llegaba a su habitación, para dar rienda suelta a su gusto por el alcohol.

Según lo que confiesa, como se sentía tan solo, decidía salir a los casinos, situación en la que que no solo trataba de apostar, sino de compartir momentos con prostitutas, tomar más de la cuenta, entre otras cosas que lo llevaron a seguir este estilo de vida.

Inclusive manifiesta que: “El camino para volver a la verdad fue algo difícil. Cada vez que me iba a retirar, que dije ‘hasta aquí llegué’, siempre había un contrato más grande. Tuve que tomar decisiones drásticas, pero a la última dije ‘no importa quién me ofrezca’, tengo que volver a Jehová porque tengo que cumplir con mi voto que le hice cuando estaba jovencito, de dedicar mi vida a él”.

Actualmente, está recuperando todo el tiempo que dice que perdió viviendo esta vida que no es ni para él, ni para nadie, en compañía de Dios quien lo está llevando de la mano hacía el camino que quiere seguir.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO