Polémico episodio de South Park

Polémico episodio de South Park

8 de octubre del 2018

Los personajes de ‘South Park’ hicieron de uno de los temas que está siendo viral en estos últimos tiempos, el abuso sexual de menores por miembros de la iglesia católica, un escandaloso capítulo.

Este comenzaba cuando Butters se daba cuenta que la razón por la cual los ciudadanos de South Park asisten a misa los domingos es con el propósito de burlarse de la pedofilia mientras el cura da el sermón, esto lo enojó tanto hasta el punto de que quiso redimir la imagen del sacerdote ante todo el pueblo.

De este modo, Butters invitó al padre Maxi a una partida de juegos de mesa en la casa de Stan donde se encontraban Cartman y Kenny, sin embargo cuando Randy, el papá de Stan, bajó las escaleras y vio esa escena donde el padre estaba rodeado de niños, tomó una fotografía de esta situación para enseñarla a todos, pero sobre todo al Vaticano.

Después de este suceso y de todos los padres se enteraran que Maxi se había hecho tan amigo de los niños, el padre dejó de asistir a los sermones lo que hizo preocupar a todo el pueblo hasta que envió un“equipo de limpieza”, que es el grupo del Vaticano que tiene como fin encubrir las fechorías de la iglesia católica.

Desde la sede central de la Iglesia Católica Romana enviaron a los menores a un campamento para que ellos no se dieran cuenta de la limpieza que estaban realizando, no obstante nadie se había dado cuenta que el padre Maxi se encontraba con ellos en la fiesta de cumpleaños de Clyde.

Es en esa parte del capítulo cuando el padre de Stan, Randy Marsh, se da cuenta que los niños se fueron a un campamento con el sacerdote y en ese mismo instante llama a Stephen, uno de los papás de familia, preocupado y le dice: “¿Deberíamos llamar a la policía o comprar condones?”.

Haciendo alusión al primer capítulo que hizo esta serie de televisión sobre el abuso, hace 16 años, los creadores Trey Parker y Matt Ston, realizaron un capítulo titulado ‘Caliente Amor Católico’, que muestra una historia en la que el padre Maxi viajaba a Roma a una audiencia con altas autoridades del gremio en el Vaticano donde defendía la lucha contra los curas que estaban abusando de niños.