Ganadora del Oscar confiesa sufrir ataques de pánico

Ganadora del Oscar confiesa sufrir ataques de pánico

3 de octubre del 2018

La salud mental es algo que generalmente se desestima sobre lo físico, ya que suele verse desde el estereotipo de una persona loca, pero cualquiera puede llegar a pasar por periodos de decaída emocional por múltiples razones. Las celebridades no se ven exentas de este panorama, así lo habla Emma Stone, que ganó el Oscar a mejor actriz por su papel en ‘La La Land’, hace dos años.

Esta pelirroja de ojos verdes habló en una entrevista con el Dr. Harold S. Koplewicz, en el Child Mind Institute, y recordó su primer ataque de pánico cuando tenía siete años de edad, que calificó como un momento “aterrador”, un problema que se ha repetido en varias ocasiones a lo largo de su vida.

“Después del primer grado, antes de comenzar el segundo grado, tuve mi primer ataque de pánico. Fue verdaderamente aterrador y abrumador. Estaba en casa de una amiga, y de repente me convencí de que la casa se estaba incendiando y se iba a quemar. Estaba sentada en su cuarto, obviamente la casa no se estaba incendiando, pero no había ninguna parte de mí que no pensara que iba a morir”, relató la nativa de Arizona, Estados Unidos.

Este problema psicológico fue recurrente por los siguientes dos años a Stone, haciendo que el algo tan común como ir a estudiar se convirtiera en casi una pesadilla. Durante su discursó explico que cuando estaba en segundo iba cada día a la enfermería, para poder llamar a su madre y devolverse a casa.

Después de haber sufrido su primer ataque de pánico, la protagonista de la serie ‘Maniac’, empezó a ir a terapia, se le diagnosticó ansiedad generalizada y un trastorno de pánico. Su terapista nunca le confesó cuál era el diagnóstico, algo que ella agradece puesto que asistir a terapia era algo que le daba “pena o vergüenza”. “Estoy muy agradecida de no saber que tenía un trastorno”, dijo. “Quería ser actriz y no había muchos actores hablando de ataques de pánico” afirmó Emma Stone.

Estos problemas fueron algo que se mantuvo dentro de las paredes de su hogar, un tema que prefería discutir exclusivamente con sus familiares. Cuando estuvo en terapia escribió un libro al que llamó ‘Soy más que mi ansiedad’, donde también dibujaba, esto le sirvió de ayuda, de hecho, su madre, que se encontraba entre la audiencia en la entrevista, todavía lo tiene.

Stone ya había hablado sobre este título hace dos en una entrevista para la revista Rolling Stone, “Dibujé un pequeño monstruo verde en mi hombro que me hablaba al oído para decirme cosas que no eran verdad. Cada vez que lo escuchaba crecía. Si lo escuchaba lo suficiente me aplastaba. Pero si volteaba y seguía haciendo lo que estaba haciendo (dejando que me hablara pero sin prestarle la atención que pedía) se encogía y desaparecía”.

Luego continuó hablando con el Dr. Koplewicz sobre cómo la actuación y la improvisación fueron una gran herramienta para mantener su ansiedad al margen, ya que la improvisación “es presencia, es meditativa”, según la actriz.

“También creo que hay mucha empatía cuando se ha sufrido internamente. Hay una tendencia de entender cómo la gente alrededor de ti funciona o qué les sucede internamente. Eso es maravilloso para los personajes”, opinó la actriz de 29 años. “No tienes que ser actor para superar la ansiedad, no tienes que ser escritor para superarla. Solo tienes que buscar dentro de ti lo que te atrae”.

Este es un problema que todavía se encuentra en su cotidianidad, que de hecho tuvo un ataque al comenzar ese día, pero afortunadamente es algo que controla gracias a su terapista, así como meditando y estando en contacto con sus amigos y seres queridos, aún así esté fuera de casa.