Expresionismo, manga y cómics

Expresionismo, manga y cómics

14 de mayo del 2011

Las pinturas y esculturas de Antonio Seguí (Córdoba, Argentina, 1934) cuestionan los estereotipos sociales, retratan el caos urbano y los personajes anónimos que conforman la sociedad, cargados de crítica social.

Su lenguaje visual esta emparentado con el Expresionismo, a la vez que con las tiras cómicas, el Manga, el cine y la historia del arte.

A partir de miércoles 27 de abril y hasta el 10 de junio, sus anónimos paseantes se podrán ver en la galería de la colombiana Nohra Haime de Nueva York, en la muestra retrospectiva que cubre con una veintena de trabajos de gran formato, 44 años de su labor. El artista estará presente para la inauguración.

A Seguí se le conoce como el pintor de la ciudad, de su gente y de los paseantes anónimos que transitan con afán por las grandes urbes del planeta. Su trabajo ahora lo explora y copian los artistas post modernos con ayuda del computador e imitan estos hombrecillos que deambulan por las calles de grandes ciudades en actitudes comunes a los transeúntes que andan de un lado al otro sin prestar atención a los otros seres humanos en su entorno.

Son seres que buscan entre los laberintos de construcciones su identidad sin lograrlo. Hombres de negocios con su maletín en mano siempre alertas y dispuestos a iniciar negocios y lograr ganancias.

También aluden a situaciones actuales como la crisis económica de los bancos y de países enteros, pues sus pinturas reflejan la tragedia del hombre contemporáneo, su angustia por llegar más rápido, su deseo de poder económico y la confusión que genera la vida contemporánea.

En algunas de sus obras y de manera reciente el artista adiciona palabras entre las figuras y los edificios que retrata, así como el poderoso símbolo de pesos o dólares.

En sus abigarradas colmenas humanas con edificios que sirven  de hábitat a sus personajes no hay campo para otra cosa que no sea producción y movimiento, afanes y egocentrismo Su inspiración surge del mundo real, de los personajes que a diario ve pasearse por la ciudad.


PARODIANDO REMBRANDT, 1978
Óleo sobre tela
200 x 200 cm.

Son las visiones de su imaginaria y casi real metrópolis de vida. Siempre crítica, con sátiras hacia la sociedad moderna y la naturaleza humana.

Antonio Seguí inicio su carrera artística en Argentina, que luego complementó con viajes de estudio por el mundo y aunque se vio expuesto a nuevas ideas y trabajos nunca abandonó su aproximación personal al arte. Dicen los críticos de arte especializados en su obra, que se siente su influencia de artistas como Fernand Leger y Diego Rivero, cuyos trabajos conoció de primera mano.

El artista realizó estudios en la Academia de San Fernando en Madrid (España) y en la Escuela de Bellas Artes de París, países donde vivió entre 1951 y 1954. En 1957 realizó su primera exposición en la Argentina y al año siguiente emprendió un viaje por Sudamérica y América Central. En México se perfeccionó en la técnica del grabado. En 1961 regresó a su país y en 1963 se radicó en París, donde ese mismo año expuso con éxito en la Bienal de Pintura Joven.

Desde entonces ha realizado más de 200 exposiciones individuales en los cinco continentes, representó a la Argentina en la Bienal de Venecia y ganó casi cuarenta premios muy importantes. Sólo en 1967 obtuvo cinco: Gran Premio, Salón Latinoamericano de Dibujo y Grabado, Caracas, Venezuela; Premio Museo de Lodz, Bienal Internacional de Cracovia, Polonia; Gran Premio, Salón Internacional de La Habana, Cuba; Gran Premio, Salón Latinoamericano de San Juan, Puerto Rico, y Primer Premio internacional de la Ciudad de Darmstadt, Alemania.

Entre los otros reconocimientos recibidos se destacan: Premio Salón Internacional de Frechen, Alemania; Gran Premio, Salón de Montrouge, Francia; Medalla de honor, VIII Bienal Internacional de Grabado, Cracovia, Polonia; Premio Di Tella a las Artes Visuales, Buenos Aires, Argentina; Gran Premio, Fondo Nacional de las Artes, Buenos Aires, Argentina; Medalla de Oro, XI Trienal Gráfica Internacional de Noruega, y
Premio Konex de Platino, (Gráfica), Buenos Aires, Argentina.


PEDAZOS DE COSAS, 1971
Pastel sobre madera
64.7 x 79.5 x 4.7 cm.

El gobierno francés lo nombró en 1983, Caballero de la Orden de las Artes y las Letras y es miembro desde 1993, de la Academia Europea de Ciencias, Artes y Letras de Francia.

Su trabajo ha sido expuesto y hace parte de las colecciones del Museo de Arte Moderno de Nueva York, del Museo de las Américas de Washington, del Museo Frissiras de Atenas, del Museo de Dubrovnik en Croacia, del Museo de Arte Moderno de París quien realizó una gran retrospectiva de su obra en el año 2005 y del Museo Tamayo de México, entre muchos otros.

En la actualidad el artista y desde 1963 vive en París, en una enorme casa de hermosos jardines que rodean su estudio y donde guarda su famosa y valiosa colección de esculturas africanas.

La exposición estará abierta hasta el 10 de junio en la Galería Nohra Haime, 730 Fifth Avenue, New York, NY 10019. Teléfonos 212-888-3550 y 212-888-3550 . Fax:212-888-7869. gallery @ nohrahaimegallery.com

Haga clic sobre la foto para abrir galería.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO