Famosos adictos al sexo

6 de noviembre del 2013

Varias celebridades han tenido que internarse en clínicas para tratar este trastorno y soportar las infidencias que sobre ellos hacen sus exparejas.

Lindsay Lohan, Kienyke

El comportamiento sexual compulsivo, también llamado ninfomanía en las mujeres, e hipersexualidad o adicción sexual en los hombres, es una obsesión con pensamientos y conductas sexuales que afectan el trabajo y las relaciones personales.

Este trastorno puede reflejar otros problemas como la ansiedad, la depresión y el estrés. Sin embargo, el «Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales» elaborado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA)  y la Organización Mundial de la Salud no consideran todavía la adicción al sexo como una enfermedad.

Aun así, hoy en Estados Unidos los adictos al sexo son tratados de la misma forma que los adictos a las drogas y se les prohíbe los estimulantes sexuales durante tres meses.

Los escándalos sexuales de Tiger Woods y Charlie Sheen han puesto de moda este término por sus revelaciones a la prensa y en el caso de otros famosos sus parejas han revelado este tipo de infidencias.

Tiger Woods, Kienyke

Tiger Woods

Su escándalo se desató en noviembre del 2009 cuando más de diez mujeres confesaron sus aventuras con el deportista. Desde una mesera de Los Ángeles hasta una estrella  porno, pasando por la gerente de un club nocturno de Las Vegas.  En el 2010 en una rueda de prensa Woods confesó sus infidelidades:

“Elin y yo hemos comenzado el proceso de analizar el daño que ha causado mi comportamiento. Tal como Elin me ha dicho, mi verdadera disculpa con ella no será en forma de palabras, sino en función de mi comportamiento futuro”, el golfista entró a un centro de rehabilitación para superar su adicción.

Lindsay Lohan, Kienyke

Lindsay Lohan

Riley Giles, exnovio de la actriz, aseguró que Lohan había reemplazado su adicción a las drogas por el sexo en el 2007: “Lindsay Lohan es definitivamente una ninfómana. Es salvaje en la cama, teníamos relaciones un par de veces durante el día y ella quería seguir haciéndolo durante la noche.”

 Michael Douglas, Kienyke

Michael Douglas

Antes de su lucha contra el cáncer Douglas confesó su adicción al sexo por el que estuvo en un centro de rehabilitación en 1993 en la Clínica Sierra Tucson de Arizona. Su exesposa Diandra Luker encontró a Douglas con una de sus amigas en la cama.

Charlie Sheen, Kienyke

Charlie Sheen

En el 2011 la policía encontró al actor de Two and half men en una habitación de un motel con una prostituta. Sus matrimonios con Denise Richards y Brooke Mueller fueron un fracaso debido a su adicción.

En la actualidad el actor pelea la custodia de sus hijas con Mueller y según el portal TMZ Sheen ha manifestado que su exmujer es una “prostituta diabólica” que no puede quedarse al cuidado de sus hijos.

David Duchovny, Kienyke

David Duchovny

“Entré voluntariamente a una institución que trata a los adictos al sexo. Les pido respeto y privacidad para con mi esposa y mis hijos mientras luchamos en esto como familia”. Así hacía pública su adicción el actor de Californication en el 2008.

Jesse James, Kienyke

Jesse James

El ex de Sandra Bullock  decidió ingresar en una clínica de rehabilitación por adicción al sexo. “La ayuda profesional se convierte en algo crucial para ayudarse a sí mismo, ayudar a su familia y ayudar a salvar su matrimonio”, manifestó su representante. A pesar de todo, Sandra lo abandonó y James inició una relación con la tatuadora Kat Von D de la serie Miami Ink.

Britney Spears, Kienyke

Britney Spears

Kevin Federline dice que tiene evidencias que demuestran que la princesa del pop es adicta al sexo. Otras versiones afirman que Britney padecía de trastorno bipolar, que le causaba tener etapas de euforia, acompañadas por una inclinación a las relaciones sexuales constantes.

Whitney Houston, Kienyke

Whitney Houston

Su cuñada advirtió que Houston, además de sufrir adicción a la cocaína, también era  ninfómana.

Sharon Stone, Kienyke

Sharon Stone

Nunca lo dijo abiertamente, pero la protagonista de Bajos Instintos sugirió en decenas de entrevistas que el sexo era una de sus obsesiones.

Russell Brand, Kienyke

Russell Brand.

En 2007 se supo que el exesposo de la cantante Katy Perry se había acostado con más de 2.000 mujeres lo que lo llevó a rehabilitación para tratar su apetito sexual.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO