Famosos de juguete

Famosos de juguete

30 de julio del 2011

Los Beatles, Adolfo Hitler, Britney Spears, John F. Kennedy y París Hilton, entre otros, han sido convertidos en muñecos de juguete.

Adolf Hitler: Fabricado en Nuremberg, 1940. Es conocido de manera popular como “La limusina del Fhürer”. El modelo es una réplica de Mercedes que pertenecía al líder nazi. El juguete está hecho de cartón, caucho y lámina de acero. Incluye una figura articulada del Fhürer, un chofer y dos guardias.

Farrah Fawcett: Fabricada en 1977. El ángel de Charlie más famoso tiene su versión de plástico: pelo con corte por capas, pestañas postizas, enterizo blanco y zapatos despuntados. Incluye accesorios como raqueta de tenis, talega de golf y patineta.

Cher: Esta es una de las versiones que se hicieron de la actriz y cantante Cher. Vestida con diferentes de sus modelos característicos, Cher también tenía pestañas postizas e incluso le crecía el pelo. Fue fabricada en 1976 por Mego toys, la misma marca que hizo la muñeca de Farrah Fawcett.

The Beatles: Estos juguetes  fabricados en 2005 y estaban basados en la serie animada de los 60, de la que George Harrison decía que era tan mala, que resultaba siendo muy divertida.

Diana Ross: Otra muñeca creada por Mego toys. Hace parte de la serie junto a Farrah y Cher. Tal vez la aparición de esta muñeca haya sido más significativa que la de la Barbie negra. Ross sí representaba una comunidad entera. Además, la idolatraban.

Mr. T: Cualquier niño que haya vivido la década de los ochenta sabe quién es Mr.T, Mario Baracus, de la serie de televisión Los Magníficos. Mario era el favorito de todos. Mr.T era de plástico articulado y vestía un overol de denim como el que lucía en la television. Además, hablaba. Al jalar una cuerdita en su espalda, decía frases como: “¡Murdock, estás loco!”

Michael Jackson: Si Mr.T era un favorito de la niñez ochentera, Michael Jackson era el ídolo de todos. Por algo le llamaban el rey del pop. Todo el mundo oía su música a diario y sus videos invadían la televisión. Su imagen estaba en todas partes. Michael tenía que convertirse en juguete. La primera edición de la marca de juguetes Matchbox se lanzó en 1984 y costaba doce dólares. En 2009, Hot Toys creó dos versiones de Michael Jackson, en momentos claves de su carrera artística. La edición de Thriller viene con varios juegos de manos para ponerlo en diferentes posiciones, cara de zombi y la ropa original del video.

Hulk Hogan: Uno de los luchadores más populares de los Estados Unidos hacía parte de la colección de juguetes que lanzó Hasbro y la World Wrestling Entertainment. El enorme Hulk Hogan fue una de las figuritas más vendidas.  La película Rocky III, con Sylvester Stallone, hizo que la fama de Hogan se catapultara. En adelante, surgieron varias ediciones de juguetes con la cara de luchador.

http://www.youtube.com/watch?v=zPBWcETjQpQ

Britney Spears: La princesita del pop no necesita presentación. En 1999, la marca Play Along Toys lanzó a Britney con diferentes atuendos. La cantante mandó a repetir la muñeca porque dijo que la primera versión parecía tener la cara de un perro bulldog que se había tragado una avispa. Se vendieron 60 millones de muñecas.

 
Brooke Shields: Lo mejor de la muñeca de la actriz Brooke Shields eran las cejas pobladas, que imitaban muy bien las de la actriz. En la parte trasera de la caja, tenía con una foto autografiada, tomada por el fotógrafo de moda Patrick Demarchelier.

Naomi Campbell, Claudia Schiffer y Karen Mulder: La marca de juguetes Hasbro creó tres muñecas para sus consumidoras europeas. Las tres supermodelos de los noventa se habían convertido en juguetes. Vestidas y peinadas como si estuvieran listas para subierse a una pasarela, cada modelos se vendía por separado. Sirvieron para promocionar la cadena de restaurantes que las modelos habían lanzado: Fashion Café.

KISS: Los integrantes de la banda KISS son expertos en vender su imagen. La banda entera salió a la venta a mediados de los 70. El comercial decía: “Parecen locos, pero los puedes poner en las posiciones más raras que se te puedan ocurrir”.

Paris Hilton: La heredera de los Hilton no se parece en nada a su muñeca. La marca alemana Steffi Girls trabajó con Hilton para que ella creara un juguete con su estilo particular. Un par de años atrás, Hilton había rechazado la oferta para hacer muñecas inflables con su imagen.

Justin Bieber: El muñeco del cantante Justin Bieber parece más real que el mismo Bieber. El juguete canta Oh Baby, una de sus canciones más exitosas, e incluye todos los accesorios que Bieber usa en sus conciertos y videos.

Gwen Stefani: La cantante estadounidense, exintegrante de la banda No Doubt, también tiene su muñeca. Stefani y Huckleberry Toys fabricaron tres juguetes con atuendos representativos de los videos de la cantante. Las muñecas se lanzaron como complemento del álbum Love, Angel, Music, Baby.


Twiggy: Una de las primeras supermodelos de la historia. La inglesa Twiggy tuvo una muñeca para que las niñas de la época empezaran a vestir las novedosas minifaldas. La pequeña Twiggy venía con pestañas postizas enormes, pelo corto tipo duende, vestido mini y medias de nylon.

Shakira: Mattel y Barbie crearon la versión miniatura de la cantante colombiana más exitosa. Los pantalones de cuero y el pelo recién pintado de rubio eran la nueva imagen de Shakira. La muñeca conservó cada detalle de su nuevo estilo.

Elvis: Edición de 1984 de el rey del rock, Elvis Presley. Los ochenta fueron el momento clave para hacer juguetes de celebridades. Mattel había perfeccionado a la Barbie y el proceso que usaban para fabricar las muñecas se popularizaba. Elvis venía con traje original de conciertos, guitarra y varios certificados de autenticidad con sellos de Graceland, la casa museo de Tennessee donde viviehirley Temple:e lla. Mattel habe autenticidad con sellos de Graceland, la casa museo donde vivietes de celebridades. Mattel habó Elvis.

Shirley Temple: Fue calificada como la niñita más dulce de América. Por este motivo, todos querían una pequeña Shirley en sus hogares. La muñeca salió al Mercado en 1930. En 1941 ya había recaudado 45 millones de dólares en ventas.

John F. Kennedy: El expresidente de los Estados Unidos también ha sido representado como una figura de acción para niños. La marca Hasbro creó un John Kennedy comandante de navíos de la Segunda Guerra Mundial.