El lado oscuro de los famosos

El lado oscuro de los famosos

15 de Abril del 2016

Hace algunos meses el periodista venezolano David Placer lanzó su libro ‘Los brujos de Chávez: la magia como prolongación de la política’, del cual recientemente se ha vuelto a hablar. El comunicador indicó que Chávez Frías recurrió a la práctica de la santería y la brujería para mantenerse en el poder.

Lea también: Gracias a la brujería, Hugo Chávez sintió el llamado para ser presidente

Asimismo, son varias las celebridades vinculadas a este tipo de prácticas. Uno de los casos más nombrados es el de Marilyn Manson. El cantante de metal industrial ha sido tachado de satánico, el artista realmente es ateo, es decir no cree ni en un Dios ni en un demonio. Sin embargo, debido a su excentricidad se ve atraído pro la estética satanista.

A mediados de los 90, Manson se convirtió en un adepto más de la famosa Iglesia de Satán, creada en 1966 por Anton LaVey, en la cual se le nombró “Sacerdote honorario”, este título solo lo recibió porque LaVey era consciente de la popularidad que la imagen podría darle a dicho culto.

Lea también: La bruja que puso de rodillas a todo un pelotón

En algunas entrevistas el cantante ha dicho “No estoy en contra de Dios. Estoy en contra del mal uso que se hace de él y de la inmolación de las personas a través de la culpa y de esas ideas del pecado”. De todas formas, Marilyn ha ganado popularidad por su peculiar personalidad y apariencia que asustará a muchos y en otros generará admiración.

Otro ídolo del rock relacionado con estas prácticas oscuras es Jimmy Page, el guitarrista de la emblemática banda Led Zeppelin. A comienzos de la década de 1970, Page era dueño de una librería dedicada al campo del ocultismo en Londres, pero la tuvo que cerrar a causa de la popularidad de Led Zep.

Sin embargo, el famoso guitarrista no dejó de lado ni sus gustos ni sus creencias por estar en la banda, al contrario, en varios de sus discos Page incluyó símbolos en las portadas que los medios y fanáticos han relacionado con temas del ocultismo.

Por otro lado, artistas más folclóricas como Celia Cruz o Jennifer López también han sido tachadas de brujas. Los rumores de magia negra que giran en torno a la intérprete de ‘Jenny from the Block’ dicen que practicaba estas artes oscuras para que todos sus deseos se cumplieran. Su primer marido Ojani Noa asegura que existe una grabación en la que JLo realiza rituales con animales.

Por su lado, a la cantante cubana se le ha tachado de santera, supuestamente solía invocar a varios dioses para que protegieran a su familia y seres queridos.

Rosario Murillo, esposa de Daniel Ortega, presidente de Nicarahua. Ha defendido en más de una oportunidad sus creencias esotéricas, además de la simbología que ha usado en  la gestión gubernamental, como la Mano de Fátima pintada en la Casa Presidencial y Secretaría del Frente Sandinista. Para ella la enorme mano con un ojo abierto en la palma simboliza el poder de la cultura maya, la continuidad de todas las cosas y la compasión “como el poder máximo que mueve el universo”.