James Dean y Marlon Brando, amantes sadomasoquistas

17 de marzo del 2016

Así lo asegura un libro biográfico de la estrella de ‘Rebelde sin causa’.

James Dean y Marlon Brando, amantes sadomasoquistas

Los autores Darwin Porter y Danforth Prince recientemente publicaron la biografía ‘James Dean: Tomorrow Never Comes’, en ella relatan la vida sexual del recordado actor en la que aseguran que le gustaba ser quemado con cigarrillos y que sostenía una relación secreta y sadomasoquista con su colega Marlon Brando.

Brando, recordado por papeles como Don Vito Corleone en la exitosa saga ‘El Padrino’ era supuestamente el dominante de la relación, interpretaba al amo, mientras que Dean era el esclavo.

Lea también: Lo que usted debe saber del sadomasoquismo

No es la primera vez que se dicen estas cosas del protagonista de ‘Rebelde sin causa’. Anteriormente el autor Kenneth Anger, escribió en el segundo tomo  Hollywood Babilonia lo siguiente “A James le gustaba el sexo con golpes, botas y cinturones. También disfrutaba que le quemaran con cigarrillos, por eso se ganó el apodo del Cenicero Humano”.

Los escritores afirmaron que para su trabajo investigativo citaron testimonios de amigos de Dean y periodistas de esa época.

La publicación cuenta que Brando y Dean se conocieron en Nueva York en el año 1949,  después de las grabaciones de la película ‘Un tranvía llamado deseo’. No pasó mucho tiempo para que ambos iniciaran una relación en la que mezclaban juegos sexuales y psicológicos.

Por otro lado, según el escritor Stanley Haggart, amigo de Dean, el mítico actor Marlon Brando solo veía a su pareja sexual como un juguete, mientras que James realmente se sentía enamorado.

Además: De fútbolista a actor porno gay

La biografía fomenta esta afirmación al decir que Marlon se aprovechaba de la pobreza de Dean para volverlo dependiente, podía hacerlo esperar horas fuera de su casa para luego dejarlo pasar como si nada.

Este libro, escrito por dos veteranos periodistas que conocieron a ambas estrellas también incluye el testimonio del compositor Alec Wilder, amigo cercano de James Dean, quien resalta “Definitivamente eran una pareja, pero la fidelidad no formaba parte de su relación”, concluye que fue el mismo Dean quien le habló de su affair. 

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO