Jenny Osorio: entre su embarazo y la fuerte enfermedad de su padre

Jenny Osorio: entre su embarazo y la fuerte enfermedad de su padre

11 de octubre del 2016

La actriz Jenny Osorio desde hace un tiempo ha estado bastante desaparecida de las cámaras, pero se le recuerda por producciones como ‘Sin Tetas no hay paraíso’, ‘Padres e hijos’, ‘Amor en custodia’, entre otras.

Sin embargo, recientemente la actriz se sinceró ante el lente de ‘La Red’ para hablar del por qué ha estado tan perdida. La respuesta fue su embarazo y la enfermedad de su padre. Ambas noticias le cayeron como un chorro de agua fría, pues las recibió casi que al tiempo y ella las cataloga como “noticias entre la vida y la muerte”.

Lea también: Diva Jessurum quedó bastante mal tras accidente

Jenny Osorio entre la tristeza y la felicidad 

“Recibí en el mes de febrero las dos noticias, primero nos enteramos que mi papá tenía cáncer (…)  un hombre que ha sido alentado toda su vida y ahora a los 72 años está enfermo. 15 días después me entero que estoy en embarazo (…) paso a estar todos los días en una clínica, ya sea por mi papá o por la bebé, es la realidad de mi vida”.

Posteriormente agrega que su hija, quien nacerá en un mes, se llamará Hanna Zoé y es una de las motivaciones del papá de la actriz para salir adelante.

“Es una gran motivación para él (…) en medio de todo no he estado triste siempre tengo fe, como esa esperanza.  Las quimio no fueron dolorosas, no se le cayó el pelo y lo ha estado asimilando muy bien”.

Cuenta que preparó su ‘Baby Shower’ como tres veces, pero antes de que pudiera realizarse alguno, su padre recaía fuertemente. “Duré preparando mi baby shower en tres ocasiones, cuando íbamos hacer el primero,  papá perdió la movilidad de su cuerpo, nos dijeron que el cáncer le hizo metástasis en su cerebro,  pensamos que se iba a morir porque perdió el habla y no comía”.

Luego de esto su padre recibió un tratamiento más severo y volvió a salir adelante, como lo ha hecho hasta hoy.

Jenny se mantiene fuerte, se ejercita cada vez que puede para mantener su buen estado físico y que el parto se le haga más fácil. Aunque su embarazo se ha opacado un poco por la enfermedad de su padre, ella y él ven en el bebé una motivación para no desfallecer.