Por esta razón Kim Kardashian debió disculparse

4 de octubre del 2018

La celebridad pidió perdón a sus seguidores.

Kim Kardashian

Hace varios años atrás, la supermodelo Kate Moss causó polémica por su infame frase “Nada sabe mejor como sentirse delgada”, algo que puso molesto a más de uno alrededor del mundo. Curiosamente, algo similar le pasa a una de las celebridades más seguidas del mundo, Kim Kardashian, popular empresaria y la estrella principal de un reality de televisión estadounidense.

Hace unos cuantos meses, Kim Kardashian se dejó ver con una figura más delgada, y como es de esperar, lo presumió en todas sus redes sociales. De hecho, en una Instagram Story, la celebridad le pregunta a sus hermanas, Khloé y Kendall qué tal se ve, esta última le dice que pareciera que no come, Kim K, responde a eso, “¿Qué?, ¿Qué?, ¡Oh, mi Dios!, ¡Gracias!”.

La esposa de Kanye West afirmó que pesa 53 kilos. Por alguna razón esta respuesta se volvió viral y causó polémica entre los internautas que abogan por la positividad y diversidad de los cuerpos. Recientemente Kardashian West participó en el primer episodio del podcast “Pretty Big Deal with Ashley Graham” y confesó que, “Honestamente, viendo lo que dije, entiendo un 100% a la gente que se sintió de esa forma”.

“Mi intención nunca es ofender a nadie, porque un desorden alimenticio es, conozco gente con desórdenes alimenticios serios que han entrado y salido del hospital por 15 años, gente cercana. Así que yo he estado… he experimentado lo suficiente”, aseguró Kim Kardashian.

Luego continuó, “Ya sabes, algunas veces cuando, ya sabes, estaba con mis hermanas y nos estábamos riendo y bromeando y siendo ruidosas, no lo sé, supongo, algunas veces me dejo llevar y, fue insensible, ya sabes, y definitivamente no fue mi intención (…) Y creo que, especialmente mis fans, tal vez no debieron decir eso pero lo entiendo”.

Kardashian West confirmó que antes de ese vídeo había pasado un año entero ejercitándose intensamente, seis días a la semana con ayuda de un fisicoculturista. “Perdí 9 kilos y no ha sido nada fácil”.

También comentó que hasta su madre estaba preocupada de su peso, “Incluso mi mamá, de pronto hace un mes atrás, me hizo a un lado en el baño en una reunión y me dijo algo como, ‘Necesito hablar contigo’. Y yo dije como, ‘Oh por Dios, ¿qué?’ Y ella me hace a un lado y dice, ‘¿Qué estás haciendo?’. Dijo, ‘¿Qué está pasando?’ Como, ‘¿Cómo estás perdiendo este peso? ¿Estás bien? Ya sabes, y yo dije como, ‘Oh por Dios, ¡esto es una locura! ¿No me ves ejercitándome todos los días? Cambié mi forma de comer, me ejercito'”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO