La Ley del Actor sigue en firme

Foto: Shutterstock

La Ley del Actor sigue en firme

12 de junio del 2017

La ley del Actor, radicada desde abril del año pasado, se ha quedado sin tiempo para que sea reconocida como ley. Es decir, para que un proyecto legislativo se apruebe, necesita cuatro debates, dos en Cámara y dos en el Senado, ambos tienen que darse antes de que termine la legislatura. Así las cosas, a La ley del Actor le quedan dos debates y la legislatura se acaba el próximo lunes 20 de junio.

De acuerdo a las reglas del Congreso, debe pasar una semana entre los dos debates, y a la legislatura apenas le queda una semana.

Siendo así las cosas ¿Se hundirá la Ley del Actor? Kienyke.com habló con la actirz Adriana Romero, vicepresidente de la Asociación Colombiana de Actores y con el actor Ramsés Ramos, también integrante de ACA para hablar de las alternativas que tiene la Asociación para salvar al proyecto.

¿Qué pasará con La Ley del Actor?

“En esta legislatura no vamos a poder sacar La Ley del Actor por una cuestión de tiempo. Hay que reconocer que de parte de nuestros ponentes ha existido toda la voluntad política pero el tiempo ha jugado un poco en nuestra contra y la alternativa que tenemos en este momento es volver a radicar el proyecto de ley el 20 de julio para que en la siguiente legislatura se pueda debatir”, explica Adriana Romero.

Lea también: Caracol, RCN y ACA firman acuerdo histórico

El proyecto de Ley del Actor fue aprobado por el Senado el pasado 10 de mayo, 15 días después debía iniciar el debate en la Cámara. El 24 se presentó en la Comisión séptima, donde se dilató porque hubo muchas ponencias, una por cada partido.

Hasta el 6 de junio, la representante Ángela Robledo logró presentar el proyecto. Sin embargo el presidente de la comisión séptima Álvaro López Gil no lo anunció, como lo exige la regla de procedimiento en el legislativo. En esa medida, y como el día 7 la Comisión no trabajó, lo que sigue es el debate, programado para el 14 de junio. Y faltaría un debate. Es decir, no hay tiempo.

La explicación a tanta demora, Ramsés Ramos la resume en una sola respuesta, “Hay varios factores pero el más trascendente fue el proceso conciliatorio que tuvimos que surtir con los diversos sectores a los que el proyecto de ley atañe (productores cine y televisión, Asomedios, entidades de gobierno y algunos representantes del teatro).

En ese proceso se nos fue un periodo completo que corresponde al de finales del año anterior. Luego vino este periodo que estuvo muy cargado en la agenda con la implementación de los acuerdos de paz, sesiones de control político, elección de magistrados, entre otras cosas”.

El pasado marzo, El Canal RCN y Caracol Televisión firmaron su respectivo acuerdo con ACA para el mejoramiento de las condiciones laborales de los actores. Ante la dilatación de la aprobación de la Ley y teniendo que radicarla nuevamente, cabe hacerse la pregunta ¿Los actores se enfrentarán a las dificultades del pasado?

“Es un proceso complejo y como tal entendemos que tenemos que hacer gala de lo que nos ha distinguido hasta ahora que es una abierta disposición al diálogo social para generar espacios de confianza y así ir poco a poco consolidando el reconocimiento de nuestros derechos.

Hoy por hoy y gracias al esfuerzo de muchos ya tenemos la ley Fanny Mikey, Actores Sociedad de Gestión, la Asociación Colombiana de Actores ACA, tenemos acuerdos con los dos canales privados de televisión abierta Caracol y RCN y esperamos que en la próxima legislatura tengamos nuestra Ley del Actor. Su trámite no se hizo efectivo por un tema de tiempos pero el camino recorrido nos hace volver al legislativo con un texto conciliado y conocido por nuestros congresistas. De tal manera que confiamos contar con nuestra ley en la legislatura próxima”, agrega Ramsés Ramos a su discurso.

Algo con lo que está muy de acuerdo su colega Adriana: “Hay otros procesos que se han llevado cabo como los acuerdos que se han firmado con RCN y Caracol, lo cuales se han implementado también para todas las productoras asociadas a estos canales que han hecho que las condiciones de trabajo de los actores de los medios audiovisuales hayan mejorado notablemente”.

Para ambos, el trabajo del actor de televisión no se va a ver tan afectado porque la ley se dilate. Sin embargo, Adriana Romero resalta que aunque los acuerdos firmados con Caracol y RCN se firmaron y dan garantías a los actores que trabajan en televisión de mejorar sus condiciones laborales. La ley del actor no solo se queda en este campo, sino que protege a los actores tanto de televisión, como de teatro y cine.

“La Ley del Actor es una ley que está pensando en el actor de teatro, televisión y cine,  por lo tanto está pensada para mediano y largo plazo no para el día a día. La ley es para garantizar y dignificar la profesión del actor en todos los campos en Colombia”.

Además: ¿Qué significa la Ley Pepe Sánchez?

Las dificultades de ser actor en Colombia 

Para el imaginario colectivo el actor de televisión todo lo puede, todo lo tiene. Desde afuera se ven como si a diario vivieran en una burbuja, tienen dinero, fama y reconocimiento, se piensa. Como si nunca tuvieran que enfrentar un  solo problema que perturbe sus vidas. Sin embargo, la realidad es muy diferente.

No existe ninguna burbuja, ellos al igual que cualquier otro trabajador o profesional la luchan día a día porque se les reconozcan sus derechos. Tanto la Ley del Actor, como la Ley Pepe Sánchez son muestra de ello y pese a las muchas y enormes piedras en el camino siguen con la bandera del actor en alto.

“Desafortunadamente con este proceso nos hemos dado cuenta del retraso que tenemos en relación a otros países latinoamericanos en cuanto a la protección de sus actores y artistas en general.  No solamente con leyes sino también con sindicatos, el sindicato de Argentina tiene muchísimos años, lo mismo el de México, que son nuestros países referentes.

El trabajo que estamos llevando a cabo tiene como inspiración lo que ellos han conseguido para sus artistas, lamentablemente el trabajo del actor en Colombia no es reconocido y se ve como un trabajo que lo puede hacer cualquiera, que es aficionado, que no requiere ninguna preparación y por lo tanto no es una profesión. Uno de los patrimonios más importantes de un país es su cultura, su creación y entre esos campos está el del actor”, puntualiza Adriana Romero.

Para Ramsés, en los países en los que hay una industria más desarrollada hay más garantías y reconocimiento de derechos para los actores; de igual manera hay mayor aceptación hacia las organizaciones gremiales de actores al punto de verlas como una necesidad para el sector.

“Todo lo que estamos viviendo en nuestro país a nivel de legislación hace parte del camino adecuado para fortalecer la industria donde nosotros trabajamos , suscitando que poco a poco se vayan entendiendo y asumiendo los conceptos de profesionalización y organización gremial como fortalezas para generar capacidades competitivas. Colombia es un país que sigue en construcción y lo importante es que se puedan abrir espacios de diálogo efectivo con los artistas para que se logre entender de primera mano la necesidad del arte en la consolidación de una nación. Se necesita una gran voluntad política y una justa y decidida inversión”, finaliza el actor.