Las dietas extremas de Hollywood

Las dietas extremas de Hollywood

9 de diciembre del 2013

Su peso flúctua en meses con regímenes estrictos y a veces peligrosos. Beyoncé confiesa que tiene que dedicarse más que otras mujeres en el gimnasio para lucir la silueta que exhibe en los escenarios y Renée Zellweger y Christina Aguilera han probado con todo tipo de dietas por vanidad o para interpretar a sus personajes.

Las dietas yo-yo reciben ese nombre porque quienes las siguen pueden adelgazar, pero recuperan con rapidez el peso pérdido. Muchas de estas dietas eliminan grupos alimenticios indispensables para una buena nutrición y tienen consecuencias de por vida para el cuerpo de la mujer.

Christina Aguilera, Kienyke

 Christina Aguilera

La entrenadora de la Voz- Estados Unidos se dio a conocer con una silueta delgada, pero con el paso del tiempo sus cambios de peso han sorprendido a sus seguidores. En el 2011 en un concierto tributo a Michael Jackson y en los American Music Awards del 2012 su peso opacó su presentación y su voz.

La revista People aprovechó un evento de la segunda temporada del reality The Voice para preguntarle a Christina Aguilera por su sobrepeso a lo que la cantante respondió: “Las mujeres estamos, desde luego, bajo el microscopio y bajo un escrutinio masivo. Mientras yo esté feliz en mi propia piel, es todo lo que necesito saber”.

Sin embargo, un año después en los premios American Music Awards,  mostró su nueva silueta en un vestido blanco. La rubia se sometió a un cambio estricto en su dieta, abandonó la comida chatarra y gastó más de dos mil dólares mensuales en alimentos lights.

Jessica Simpson, Kienyke

 Jessica Simpson

Durante el embarazo de su primera hija, Maxwell, la cantante subió 27 kilos y luego sorprendió a todos con una nueva figura en sólo 4 meses. La causa fue un acuerdo de nutrición de la compañía Weight Watch para que ella se convirtiera en su vocera.

Al principio su rutina alimentaria se mantuvo bajo reserva pero meses después el portal TMZ reveló la dieta“”smoothie”, con la que bajó de peso en tan corto tiempo y que se basa en diferentes étapas con variaciones de alimentos y que fue efectiva para Simpson.

En los primeros días, la mayor parte de las comidas diarias son batidos realizados con ingredientes nutritivos y alimentos con bajas calorías. Posteriormente, se incorporan más comidas como pollo, ensaladas y postres dulces.

La cantante concibió a su segundo bebe al poco tiempo de haber dado a luz y confesó que en su primer embarazo no tuvo un estilo de vida saludable.

Kelly Osbourne, Kienyke

Kelly Osbourne

La hija de Ozzy Osbourne cambió sus habitos alimenticios desde su participación en el reality Dancing with the stars donde además tonificó su cuerpo con entrenamiento y baile.

Según el portal midieta.com la actriz introdujo algunas costumbres a la hora de comer: desayunar, tomar dos vasos de agua antes de las comidas para eliminar toxinas y acelerar el metabolismo.

Gracias a su cambio de apariencia, Osbourne se convirtió en la imagen de la marca Material Girl de Madonna y es la conductora de Fashion Police del Canal E.

Renee Zellweger, Kienyke

Renée Zellweger

Renée, es la actriz “yo-yó” más célebre del cine americano, experta desde hace una década en ganar o perder peso por exigencias del guión en Bridget Jones: The Edge of Reason, Cold Mountain o Chicago. Sin embargo, los cambios repentinos de peso y cirujías han afectado su apariencia.

Ha ensayado con todo tipo de dietas desde la snooki, dieta baja en carbohidratos. Otra dieta que probó fue la del Plato de postre, comer todo en porciones pequeñas, y la dieta Atkins basada en el control de carbohidratos. Además corre 18 kilómetros y con su entrenadora personal, Tracy Effinger, combina las rutinas de yoga, danza y pilates.

En su última aparición pública en la Semana de la Moda de Berlín se veía delgada pero muchos se preguntan si se someterá a una nueva dieta para interpretar la tercera novela de Bridget Jones de la escritora Helen Fielding.

Kate Winslet, Kienyke

 Kate Winslet

La actriz habló sobre su sobrepeso durante su infancia y adolescencia y con el paso de los años ha trabajado su figura. Sin embargo ha defendido sus curvas y en el 2003 se quejó por el uso excesivo de phtoshop para la portada de la Revista GQ británica.

La revista inglesa “GQ” reconoció que manipuló unas fotos de la actriz Kate Winslet para hacerla parecer más delgada, pero mantiene que la artista británica, que fue candidata al Oscar, había dado su consentimiento a los “arreglos”.

Por su parte, el agente de la actriz afirmó en declaraciones a la BBC, que Winslet había aprobado las fotos realizadas en un primer momento, pero que nunca fue consultada sobre los cambios que se estaban haciendo y que finalmente aparecieron en la revista y desataron el escandalo.

A sus 38 años la actriz espera su tercer hijo y promociona su nueva película ‘Labor Day‘ con el actor Josh Brolin.