Las historias de las madres de Hitler, Osama y Mussolini

Las historias de las madres de Hitler, Osama y Mussolini

14 de mayo del 2017

Klara Hitler, Rosa Maltoni, Hamida al-Attas, Hermilda de los Dolores Gaviria Berrío, Avelina Ugarte Martínez: tienen una cosa en común: la maternidad. Todas y cada una de ellas, a su manera, trataron de educar a sus hijos de la mejor forma posible con todo el amor que solo una madre puede ofrecer.

Ellos les retribuyeron convirtiéndose en hombres que marcaron la historia, solo que su paso por la misma desangró al mundo.

Ellas son las madres de Hitler, Mussolini, Osama Bin Laden, Pablo Escobar y Augusto Pinochet, cinco de los hombres más sanguinarios de la historia universal.

Foto: Wikipedia

Foto: Wikipedia

1. Klara Hitler: Su nombre de nacimiento fue Klara Pölzl y en 1889 trajo al mundo a quien se convertiría en uno de los dictadores más sangrientos de la historia de la humanidad, el líder nazi Adolf Hitler.

Klara nació en 1860 en una pequeña localidad del norte de Austria, hija de dos granjeros, quienes tuvieron once hijos pero solo tres sobrevivieron la infancia, entre ellos Klara y dos de sus hermanas menores. Con una situación económica difícil y sin un futuro próspero, Klara con 16 años, decidió emigrar a Braunau am Inn, una pequeña ciudad fronteriza austriaca para trabajar como empleada de servicio en la casa de su primo Alois Hitler de aproximadamente 39 años y que se desempeñaba como funcionario de aduanas.

Luego de un matrimonio fallido y un segundo del que quedó viudo, Alois fija sus ojos en su joven y humilde prima. En 1885 Klara se convirtió en la señora Hilter. Al poco tiempo la pareja empezó a formar familia, pero para su infortunio, sus tres primeros hijos fallecieron. Sin embargo, Adolf le regresó la alegría y esperanza a los esposos al crecer de forma saludable, años más tarde nació su hermana Paula, quien también sobrevivió.

Alois con el tiempo se convirtió en un hombre violento y autoritario tanto con su esposa como con sus hijos, especialmente con Adolf de quien quería hacer un funcionario público como él, mientras que éste soñaba con ser artista. Las disputas terminaron cuando en 1903 Alois  falleció de un colapso.

Tras la viudez, Klara intentó que su único hijo varón cumpliera los deseos de su fallecido padre, sin embargo, el amor hacia su hijo pudo más y lo apoyó en sus sueños de artista. En 1907 Klara falleció, víctima de un cáncer de mama. Fue enterrada junto a la tumba de su esposo Alois Hitler.

Foto: Wikipedia

Foto: Wikipedia

2. Rosa Maltoni: La madre del líder fascista italiano Benito Mussolini, era una devota católica que se desempeñaba como maestra y quien en 1882 contrajo matrimonio con Alessandro Mussolini, herrero de profesión y activista socialista con ideas nacionalistas de corazón.

Un año después de ir al altar (1883), Rosa dio a luz a Benito, después le siguieron  Arnaldo y Edvige. Rosa finalmente murió en 1905 de meningitis, su fallecimiento fue un duro golpe para Benito, quien era muy unido a su madre y durante su periodo fascista celebró ceremonias en su honor.

Foto: Flickr

Foto: Flickr

3. Hamida al-Attas: Nacida en el seno de una familia siria, partió de su hogar al contraer matrimonio en 1956 con Mohammed bin Awad bin Laden, uno de los empresarios de la construcción más ricos de Arabia Saudita. Era la undécima esposa de Mohammed, quien tenía 22 parejas más, aunque se divorció 18. 

En 1957 trajo al mundo a Osama Bin Laden, su único hijo con Mohammed y quien muchos años después se convertiría en un terrorista yihadista, uno de los hombres más buscados del mundo.

Sin embargo, a Hamida le costaba soportar la opresión de la familia Bin Laden, además de que no le gustaba cubrirse el rostro con una burka y era bastante independiente generando desprecio en la familia y demás esposas de Mohammed, de este modo, una mujer no tenía ningún lugar en la cultura saudita y decidió divorciarse de su esposo poco después del nacimiento de Osama. 

Más tarde Hamida se casó con Mohammed Omar y tuvo otros cinco hijos, entre ellos Ahmed Omar. 

Foto: Captura de pantalla

Foto: Captura de pantalla

4. Hermilda de los Dolores Gaviria Berrío: La mamá del temido narcotraficante, líder del cartel de Medellín, Pablo Escobar, fue una maestra de escuela que trabajó principalmente en zonas rurales de Antioquia y junto a Abel de Jesús Escobar Echeverri, un humilde campesino, conformaron una familia de siete hijos, entre ellos Pablo.

Pese al historial criminal de su hijo, Hermilda nunca lo creyó un criminal, “Tengo dos camisas de Pablo y duermo con ellas debajo de la almohada. No creía que era criminal ni lo he creído nunca. A mí nunca me avergüenza ser la mamá de Pablo”, dijo en una oportunidad.

Tras la muerte de Pablo Escobar, Hermilda visitó hasta el día de su muerte en 2006 la tumba de su hijo a quien siempre consideró una persona bondadosa. Un paro cardiorrespiratorio le arrebató la vida y finalmente fue enterrada junto al capo en el cementerio Jardines Montesacro en el sur de Medellín.

Foto: Captura de pantalla

Foto: Captura de pantalla

5. Avelina Ugarte Martínez: Augusto Pinochet fue el primero de los seis hijos producto del matrimonio entre Augusto Alejandro Pinochet Vera y Avelina Ugarte. Él era bombero, ella una amante del piano, incluso había sido concertista.

De acuerdo a los historiadores, Avelina era una mujer de carácter que no se dejó vencer por el abandono de su esposo dejándola completamente sola con sus seis hijos.

Era bastante religiosa y siempre procuró que sus hijos recibieran educación católica, cuidaba especialmente de Augusto, a quien le decía ‘Tito’, su hijo consentido, su hijo adorado. Su sueño era verlo hecho todo un militar y bien que se le cumplió, solo que Augusto no se convirtió en el militar que ella deseaba.

Sin embargo, ya con Augusto convertido en dictador, Avelina siempre lo defendió de todo tipo de acusaciones argumentando que su hijo era un hombre sensible.

Ambos mantuvieron una relación muy unida hasta que en 1990, Avelina aproximadamente de 93 años falleció.