Lilo de la Vega, el reto de ser “La Prepago”

Lilo de la Vega, el reto de ser “La Prepago”

25 de junio del 2013

Una comunicadora social santandereana, Lilo de la Vega, asumió el reto de ser la protagonista de La Prepago, una historia basada en el libro “Las memorias de Andrea”, que nació de un blog en la revista SOHO donde su autora reveló los secretos de este oficio.

La investigación y construcción de la historia de Teleset y Sony Pictures televisión estuvo a cargo de Carlos Duplat y Luz Mariela Santofimio.

La serie de 60 capítulos aborda el tema de las ‘prepagos’ o damas de compañía. Para Carlos Duplat es una problemática necesaria en la televisión: “El asunto es como se tratan esos temas. Entendiendo que son expresión de un país como el nuestro. Eso no se debe eludir, hay que contarlo. Eso sí en una forma muy crítica señalando el cómo y por qué existen estos personajes y las consecuencias de sus actos”.

El día del estreno la serie causó polémica en las redes sociales. Varios tuiteros expresaron su inconformidad con este tipo de producciones. Kienyke habló con Lilo de la Vega sobre su primer protagónico después de su actuación en “Corazones Blindados”. La actriz graba actualmente la segunda parte de Niñas Mal, la serie juvenil de la cadena MTV.

La prepago, Lilo de la Vega, Kienyke

Lilo, ¿Cómo empieza en la televisión?

Lilo: Empecé presentando el programa “Marcianos al Aire” del canal de Televisión Regional del Oriente T.R.O en Bucaramanga, luego decidí viajar a Bogotá a estudiar dos años de actuación. En televisión nacional inicié haciendo comerciales, algunos cortometrajes y finalmente llegué a hacer parte del elenco de “Corazones Blindados”, producción de Teleset para RCN televisión, ahí me dí a conocer por esta productora.

A “La Prepago” llegué gracias a Cristina Medina, una amiga que trabajaba como directora de arte del piloto que se iba a hacer de la serie. Ella me contó que estaban buscando una persona para el personaje principal. Luego, me llamaron para que hiciera dos casting, terminé haciendo el piloto y meses después me llamaron oficialmente para hacer la serie.

¿Cómo fue el casting para protagonizar esta serie?

Difícil. La historia se basa en una niña que tiene dos vidas, dos facetas muy contrarias, y así mismo fue interpretando cada una de las vidas. Fue un reto muy grande para mí interpretar dos personajes tan diferentes al mismo tiempo. El proceso de selección duró aproximadamente cinco meses

¿Cómo se aborda el tema?

Básicamente desde tres puntos de vista. El de su vida como universitaria, como prepago y su vida familiar, pero especialmente hace énfasis en la importancia de la comunicación con nuestros hijos.

¿Por qué hacer una historia sobre este tema, en qué libro se basaron?

Porque es un tema actual y creciente, “La Prepago” ya no es la típica mujer voluptuosa que acompaña a un narcotraficante, ahora, estas mujeres pueden ser acompañantes de políticos y grandes empresarios. En la actualidad hay muchas mujeres con este estilo de vida, que pueden ser nuestras compañeras de clase, del colegio o universidad.

La historia se basa en el libro “Las memorias de Andrea” pero no solo en él, también es basado en historias reales sacadas del trabajo de campo realizado por un grupo de producción de Teleset de la mano con los escritores Carlos Duplat y Luz Mariela Santofimio.

¿Cómo se preparó para interpretarlo. Leyó el libro Las memorias de Andrea?

Sí, leí el libro completo. Además, leí la tesis “Las Prepagos” de María Cristina Arango, estudiante de la Universidad Pontificia Bolivariana, preparé el personaje con Victoria Hernández, tuve de la mano al equipo de producción de Teleset y la oportunidad de oír las historias de tres mujeres que en la vida real son prepagos. Tomé clases de expresión corporal y pole dance.

La prepago, Lilo de la Vega, Kienyke

¿Cuál es el reto de abordar un tema tan polémico?

El reto más importante ahora es lograr que el público colombiano no juzgue a Ana Lucía, que la vea como un ser humano que toma una mala decisión en su vida.

¿Y su lectura personal del fenómeno de la prostitución en todos los niveles?

En mi paso por este proyecto aprendí a no juzgar a nadie. Sin embargo, sé que no podemos tapar el sol con un dedo, y el tema de las prepagos es un fenómeno que en los últimos años ha ido creciendo y esto nos debe empezar a preocupar. Debemos detenernos por un momento y pensar en la educación que le estamos dando a nuestros hijos, sobre la importancia de darle el verdadero lugar a las cosas, al dinero, a la tranquilidad y felicidad.

¿Futuros proyectos en México y Colombia?

Estoy en este momento grabando “Niñas Mal 2” de MTVLA, por ahora, me concentraré en este proyecto hasta que termine de grabar. México me ha recibido muy bien, pero debo confesar que la tierra me llama y me hace falta. Sin embargo, esperemos qué pasa cuando termine el proyecto.

¿Qué está pasando con la televisión en Colombia?

Está creciendo, evolucionando, tratando de ir al ritmo del público. La televisión cuenta historias, y sirve para diferentes cosas: informar, divertir, educar, etc. Cada uno tiene derecho a elegir para qué la quiere. Pero pienso que definitivamente no es la responsable de la educación de los hijos y generaciones futuras, para eso están los papás y la familia, desde ahí se construye a la sociedad.

¿Después de Tres Caínes, este proyecto puede generar más polémica?

Mas que polémica creo que va a generar conciencia. “La Prepago” es una historia llena de personajes reales con quienes la audiencia se puede relacionar, identificar, y aprender.