Los diez chistes de ‘la Nena’ Jiménez para Blackberry

Los diez chistes de ‘la Nena’ Jiménez para Blackberry

19 de octubre del 2011

1. El que baila la lambada tiene que usar pantaloncillos de teflón para que no se le peguen los huevos.

2. ¿Qué es el matrimonio?: es un vínculo indisoluble que sólo se diluye cuando cada cual empieza a tirar por su lado.

3. El matrimonio es una copa de mierda con una fresa en la punta; al principio uno se come la fresa y de ahí para allá sigue comiendo mierda.

4. ¿Cómo dice la novia, la amante y la esposa cuando están haciendo el amor? La novia: “mi amor no te vas a demorar mucho porque de pronto me dejas en embarazo”. La amante: “mi vida, si te hubiera conocido antes”. Y la esposa: “cuando será que tenemos plata para pintar este techo que está tan feo”.

5. –Señora, hágame el favor y me da 364 condones. –Señor, por qué no se lleva toda la caja de 365. –Ehh, pero señora, usted también piensa que yo hago el amor todo el año…

6. En un vuelo: –Señor, ¿ese niño es suyo?, cómo lo trata de bonito, se ve que es usted un buen papá. –No, señora, lo que pasa es que yo trabajo en una compañía de condones, y este niño es un reclamo.

7. Definición de testículo: es testigo, que viene del latín testis. Que no ve, no habla, no entiende; en fin, que es una completa güeva.

8. –Señorita, ¿me vende unos condones? –¿De cuáles quiere? Para novios, para amantes o para esposos. –¿Cómo es eso, descríbamelos? –En la caja de novios vienen 4, para los lunes, martes, miércoles, jueves. La caja de amantes vienen 3, para los viernes, sábado y domingos. Y la caja de esposos que vienen 12, para enero, febrero, marzo…

9. Anteriormente para un hombre verle el ‘pingüiñoño’ a la mujer, tenía que máximo alzarle el vestido de baño; Ahora tiene que abrirle bien el ‘pingüiñoño’ para encontrarle el vestido de baño.

10. El hombre se va a confesar. –Acúseme, padre, que a mi novia le beso las puchecas, pero por joder padre. Acúseme, padre, que a mi novia le beso el ombliguito, pero por joder padre. Acúseme, padre, que a mi novia le beso el ‘pingüiñoño’. –¿Por joder, hijo? No, padre, eso sí es por mamarle gallo.