Mónica Jaramillo, la nueva cara de Noticias Caracol

Mónica Jaramillo, la nueva cara de Noticias Caracol

14 de octubre del 2013

Desde el Noticiero CM& Internacional llega a Noticias Caracol, Mónica Jaramillo, una paisa de 29 años que participó en el Concurso Nacional de la Belleza como Señorita Antioquia en el 2003 y que desde los canales locales Telemedellín y Teleantioquia se consolidó en su faceta como presentadora y comunicadora social de la Universidad Pontificia Bolivariana.

Desde hace un mes es la cara de las mañanas y algunas emisiones del mediodía en Caracol Noticias:

– Como televidente pude observar los cambios en el noticiero de Caracol, un formato más cercano a la gente, de mucho respeto por las partes, entendiendo que los noticieros son espacios para estar bien informados. Con investigaciones y recorridos históricos para contextualizar la noticia y dar información útil al televidente.

Hablamos con ella sobre esta nueva etapa.

Mónica Jaramillo, Kienyke

¿Cómo llegó a Señorita Antioquia?

Fue supremamente casual, mi papá era concejal en Marinilla y un amigo de mi papá quiso incluir entre las fiestas un reinado. Desde muy chiquita me decían “tú vas a ser reina” pero estar en un reinado no era mi sueño. Pero el amigo de mi papá creó un reinado juvenil entre los 14-18 años, y me insistió que participara en este concurso departamental y gané. Cuando gané recibí un montón de becas para prepararme a Miss Antioquia, estudié por tres años inglés, glamour, etiqueta y fui al gimnasio.

Cuando cumplí los 18 años uno de los patrocinadores me dijo, ¿cuándo te presentas a Señorita Antioquia? Y yo le dije: no, muchas gracias, porque ya había empezado mi carrera de comunicación social en la Universidad Pontifica Bolivariana. El tipo me dijo: no me puedes decir eso, llevamos tres años patrocinándote, tienes que presentarte.

Yo no le dije nunca a nadie, sabía mi familia pero en la universidad nadie sabía que yo me estaba preparando para el concurso. La primera semana de clase fue el concurso departamental y como nueva Miss Antioquia tuve que esperar para reintegrarme a la universidad.

Su papá sufrió un desprendimiento de retina cuando usted tenía 7 años ¿cómo asumió su familia esta situación y cómo fue la experiencia de él durante el Reinado Nacional de la Belleza?

Yo no puedo decir que tengo un papá antes o después del accidente, mi papá sufrió desprendimiento de retina y un mal diagnóstico hizo que no recuperara su visión porque es una enfermedad que es curable, pero él siempre estuvo en la casa, nos acompañaba y algo que me sirvió mucho para el reinado era que en mi casa nunca te decían: eres linda o eres fea, no, tú eres tú, con tus valores, porque mi papá con su invalidez valora otras cosas.

Ya durante el concurso mi papá estuvo en todo el proceso, en la preparación. Él siempre iba a todos los desfiles, y alguna vez una señora invidente le dijo ¿y usted a qué va a un desfile del reinado? Y él le dijo: a ver.

¿Cómo fue la experiencia en CM&?

Cuando llegué a Bogotá, conocía a César Augusto Londoño, le dije: mira, me vine a vivir a Bogotá y si sabes de algo pues me cuentas. Él me dijo, curiosamente hay un revolcón en CM&, mándame tu hoja de vida, entonces tuve mi primera entrevista y un casting y a los 15 días empecé. Con Yamid Amat las cosas son absolutamente rápidas cuando está seguro de una decisión, sin embargo tú no puedes ser inferior a sus exigencias y él es un persona de exigencias muy altas.

Llegué en marzo del 2011, estuve dos años y dos meses. Con él aprendes a buscar la perfección en este campo que es tan difícil. Para Yamid las cosas nunca están perfectas, y él está al frente de todo en el noticiero, desde muy temprano hasta muy tarde en cada una de las emisiones.

Mónica Jaramillo, Kienyke

¿Cuál ha sido el cambio más drástico de presentar en canales regionales a canales nacionales?

Yo creo que lo que cambia es el ritmo, los formatos audiovisuales cambian muy poco de una ciudad a otra, obviamente en las regiones se hace con menos recursos, lo que dificulta mucho las cosas, un periodista no solamente cubre una fuente, sino varias. Los ritmos son muy distintos, en Teleantioquia y Telemedellín los temas son más locales, y el día a día en la ciudad te da una tranquilidad porque conoces muy bien la realidad de ese lugar.

Cuando llegué a CM& era un reto mayor, porque era un noticiero internacional, estaba la responsabilidad de saber de los temas, no es sólo saber pronunciar un nombre, no, es dominar el tema,  saber lo que estás diciendo, por eso me preparé haciendo la maestría en ciencia política, para saber de qué estaba hablando.

Y obviamente el cambio de CM& a Caracol es un cambio grandísimo, solamente con el hecho de que Caracol es un canal, además porque en Caracol no sólo llegué a hacer presentación, sino a hacer reportería.  El ritmo es muchísimo más rápido y te involucras en todo el ejercicio periodístico.

¿Por qué renuncia a CM&?

Estaba en un buen momento, pero yo ya sentía que había un ritmo de tranquilidad, además en Caracol se presenta una oportunidad que para mí significaba más que la presentación, y era hacer reportería, estar en un espacio donde no solamente podía presentar noticias sino ejercer el periodismo como tal. Tengo toda la gratitud del mundo con Yamid Amat pero por supuesto esta era una oportunidad que me abría muchos más escenarios.

Mónica Jaramillo, Kienyke

¿Cómo ve los noticieros en Colombia hoy, amarillistas, investigativos…?

Yo creo que el periodismo tiene que ir evolucionando y las dinámicas de las redes sociales nos exigen cambios, cada vez mayor responsabilidad y agilidad en el cubrimiento de las noticias, yo siento que el periodismo en Colombia va por buen camino en general.

Hay noticieros y espacios más amarillistas que otros pero es porque seguimos siendo una sociedad que consume información muy amarillista, no quiere decir esto que no haya espacios y formatos más reflexivos para la noticia. No sólo en la capital, sino en las regiones, programas de análisis, de reflexión, y por lo menos existen.

Hay cosas que no pueden dejar de cubrirse y hay una línea muy delgada entre ser amarillista y dejar contar lo que está pasando, pero el periodismo no puede dejar de lado situaciones amarillistas que finalmente generan una reflexión en torno a lo que somos como sociedad, pero yo siento que en Colombia hay un periodismo más crítico y más independiente.

En Caracol Noticias hay mucha más exposición que en un medio como CM& o los canales regionales, ¿qué le dice la gente?

Ha sido una cosa muy especial, porque incluso había gente que pensaba que yo no estaba en medios, mucha gente me ha escrito: que bueno, te vimos en tal emisión y otros han lamentado que ya no esté en CM&. Pero en general he recibido mucho respaldo y cariño, sobre todo de la gente en Antioquia, buenos mensajes a través de Twitter, compañeros de la universidad, los camarógrafos de Telantioquia, porque finalmente uno siente que es el trabajo de todos el que está progresando.

¿Esta preparada para tanta exposición?

Yo creo que uno nunca estará preparado para estar tan expuesto, tengo una vida muy tranquila, soy una mujer muy sana, soy una mujer de hogar, de familia, tampoco soy de las personas que tengan cosas que ocultar o esconder, un poco la violación de la privacidad siempre será incomoda, pero esa exposición trae una cantidad de cosas buenas, de energía positiva y de cariño de la gente, que es muy gratificante también, que la gente te mire con cariño.

¿Cómo ve los reinados hoy?

Nunca he sido seguidora de los reinados, el reinado fue para mí una oportunidad que se dio y que aproveché como debía aprovechar, pero fue una etapa de mi vida muy corta, porque yo participé en el reinado, pero me reintegré a la universidad y continué con mi carrera. Me alejé del modelaje, me alejé de las cámaras, yo había tomado una decisión de vida frente al periodismo.

Efectivamente las reinas que han sido finalistas han tenido acceso a medios de comunicación más fácil que si no. Yo respeto mucho a las niñas que sienten admiración por un concurso de belleza y que sientan que quieren estar porque son válidas todas estas aspiraciones, porque somos un país que creció con reinados de belleza, pero me parece que si alguien quiere ser reina y se prepara para hacerlo tampoco su expectativa de vida se puede quedar en ser reina y ya.

Yo creo que quien se esté presentando a un concurso de belleza, es válido que tenga aspiración, porque no puede terminar sus aspiraciones de vida en una corona.