Moteles para jugar

Moteles para jugar

18 de marzo del 2011

En Japón les llaman habitaciones del amor, en Sao Paulo hay uno especial para perros y en Taiwán existe la Baticueva. Los nuevos moteles boutique buscan enfocarse en un grupo de adultos jóvenes que comparten situaciones similares: viven en grandes ciudades, comparten su vivienda con amigos o aún viven con sus padres.

Moteles como el Eden de Taipei, el Madonna Inn., el tradicional Wigwam en California y el V8 en Alemania son espacios que no tienen nada que ver con el estereotipo de motel ordinario, de luces de neón y jabones pequeños sobre la almohada. Son lugares para que las parejas hagan realidad sus fantasías, por extrañas que sean. El diseño de los cuartos de estos moteles parece trazado por escenógrafos de películas o parques temáticos. Hasta un niño envidiaría tener una habitación como las que ofrecen estos lugares.

Un par de clientes de la habitación Pet Love Motel en Sao Paulo.

En Taiwán está el Eden Motel, un edificio con varias habitaciones temáticas entre las que se destaca la baticueva. Si Batman tuviera otra biblioteca falsa que revelara un tubo de bombero, este lo llevaría al fondo de esta pequeña y escondida cueva donde pasarían cosas que Alfred, su mayordomo, no advertiría.

El Madonna Inn. abrió sus puertas en St. Louis Obispo, California, la víspera de navidad de 1958. Tiene veinticuatro cuartos; algunos de ellos se construyeron dentro de las cuevas naturales que hacen parte del paisaje campestre del lugar. El papel de colgadura de colores ácidos, los peluches, los terciopelos y los estampados animales hacen del Madonna el lugar perfecto para despertar el tigre setentero que muchos llevan dentro.

Entrada del clásico e icónico Wigwam Motel en California.

Si prefiere recordar a Kevin Costner en Danza con Lobos, las carpas indigenas del tradicional motel Wingwam son para usted. En la carretera californiana de Rialto –la famosa ruta 66– se encuentra un elemento icónico de la arquitectura popular de finales de los años treinta en Estados Unidos. Se trata de Teepees, las tradicionales carpas de los indígenas norteamericanos. Las del Wingwam, hechas de concreto, están inspiradas en motivos Cherokees. Tanto las camas como las ventanas se caracterizan por su sencillez.

Robson Marinho es propietario de siete moteles en Sao Paulo, todos temáticos y muy conocidos. Su octava adquisición es una habitación con aire acondicionado, espejos en forma de corazón y paredes pintadas con las huellas de un perro Yorkshire Terrier. Es el Pet Love Motel, el más famoso motel para perros. Cuenta con servicio de comida, ropa sexy y cortinas oscuras para las razas tímidas.

El “kitsch” predominante de los cuartos en el Madonna Inn.

¿Se pregunta si su caja de herramientas, una cruceta y un gato para despinchar, son compatibles con su conquista romántica? En Alemania le dan una palmada en la espalda para afirmarle con tranquilidad que su necesidad está cubierta. V8 es el motel de los sueños de cualquier amante de los carros. En la vía hacia la ciudad Stuttgart lo esperan treinta y cuatro automóviles que servirán como cama. Allí, su pasión automovilística será recompensada. Pase la noche en un Cadillac, un Ferrari Testarossa, diferentes talleres y garajes con herramientas que corresponden a una época determinada, o, si lo prefiere, en medio del agua: un lavadero de carros.

La Casa di Due, situada en el distrito de Shibuya –uno de los lugares más cosmopolitas de Tokio– es motel para jóvenes que oculta, tras una colorida fachada de arquitectura japonesa tradicional, juegos de Atari, Nintendo y Playstation, dos mil títulos de películas de anime y disfraces para representar a famosos personajes de series animadas japonesas.

http://www.youtube.com/watch?v=5YRXKDFIhVY

Video promocional del excéntrico Casa di Due, Tokio.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO