Nace una Isla

Nace una Isla

25 de enero del 2011

El siguiente video muestra el nacimiento de una isla volcánica en las Islas Salomon, un archipiélago en el Pacifico Sur a 485 kilómetros al este de Papúa Nueva Guinea y cerca de 1900 kilómetros al noreste de Australia.

Las islas son ecosistemas únicos llenos de misterio, aventura y novedad. Geológicamente hablando, no todas las islas son iguales, pero existen dos clasificaciones principales de islas: las islas oceánicas y las islas continentales.

Las islas oceánicas existen en el mar abierto y no se adjuntan a ninguna masa continental. Estas islas son el resultado de dos procesos, la actividad volcánica o depósitos de coral. La mayoría de las islas oceánicas se originaron por la actividad volcánica antigua. Las islas volcánicas se producen en su mayoría a lo largo de los límites de las placas tectónicas, secciones de la corteza de la Tierra que cuando chocan y se separan, a menudo causan que la tierra se eleve por encima del nivel del mar.  O también como es el caso de este video, son creadas por los “puntos calientes”. Cuando desde lo más profundo dentro del manto terrestre, el magma se levanta y arroja lava en el fondo del mar. Con el tiempo, toda esta acumulación de lava emerge sobre el nivel del mar y forma una isla. El movimiento de la placa tectónica finalmente lleva a la isla más allá del punto de acceso, cortándole la fuente de magma. El volcán en la isla luego se extingue, pero luego otra se desarrolla en la zona activa y el ciclo se repite, y se crean nuevas islas volcánicas. Durante millones de años, estos puntos han dejado un rastro de las famosas islas como Hawai, las Islas Canarias y la isla de Tuvalu.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO