Osmín habla de su experiencia en el Desafío

Instagram

Osmín habla de su experiencia en el Desafío

17 de agosto del 2017

Osmín, el exigente entrenador del equipo de ‘Los Desterrados’ en el ‘Desafío Súper Humanos’ pronto llegará a la fusión tal y como lo prometió en su última aparición en el reality. Kienyke.com habló con el cubano sobre su vida en su país natal, su odisea en una balsa desde la isla hasta Estados Unidos, además de algunos detallitos sobre el reality más visto por los colombianos.

¿Qué piensa de las personas que lo cuestionan por su método de entrenamiento?

Los que me critican nunca prestaron servicio militar y tampoco estuvieron en una guerra. Yo voy por lo grande, me da igual si te caigo bien o mal.

¿Cómo era su vida en Cuba?

Crecí en Santa Fé, una localidad en el municipio de Playa en La Habana. Sufría de asma y me pasé ocho años de mi vida entrando y saliendo de un hospital debatiéndome entre la vida y la muerte. Me hacían mucho bullying por eso, porque no tenía el mismo rendimiento físico de los demás niños.  Pero el león, entre más acorralado, peor es. Me puse a entrenar más y más a medida que iba creciendo.

Logré medalla de oro en boxeo, hice ciclismo, fútbol, atletismo y vencí el asma. Me hice campeón en varios deportes en Cuba y más tarde, presté servicio militar. Al mes y medio era comandante de mi unidad y solo tenía 17 años.

¿Cómo fue su travesía en una balsa desde Cuba hasta los Estados Unidos?

Estuve siete días en una balsa con neumáticos. Se me murieron dos amigos en medio de una tormenta. Fue muy duro. Estuvimos en medio de tiburones, un sol incesante y un frío terrible en la noche. Nos habíamos llevado trozos de pan y latas de carne, pero el primer día lo perdimos todo por causa también de una tormenta. Sobrevivimos de abrir la boca para tomar agua de lluvia. No comimos nada en esos días.

¿Una vez llegó a los Estados Unidos qué hizo?

Me recogió una mi tía Cecilia y me puse a trabajar de mecánico, techero (…) Lo que hace todo el mundo por el sueño americano. Luego conocí a Gloria y Emilio Estefan, quienes me contrataron como entrenador. Después trabajé con Matt Damon, Carmen Electra, Mariah Carey y otros más.

Más tarde le dije a Matt que quería hacer un programa y él me enseñó cómo producirlo y así empezó todo. EL método Osmín se estrenó con éxito en Los Estados Unidos y se hizo una temporada en España. Así fue como me hice famoso.

¿Todo lo que se ve en el Desafío es verdad?

La gente especula que eso es mentira, que es libreteado (…) Yo solo digo que si usted piensa ir al Desafío piénselo dos veces. Viví ahí momentos malísimos, picaduras, escuché llantos, vi gente sin comer. En un momento le dije a producción – quiero ayudarle a esa persona – pero no me dejaban porque hay ciertas reglas y no se pueden romper.

Me acuerdo cuando vi una que entró con un culo grandísimo y al otro dia se le perdió, y ya parecen calaveras. Es un juego en serio. Veía la ambulancia  correr pa’ arriba y pa’ abajo todo el tiempo.

¿Quién ha perdido más la figura? 

Nataly entró con una figura esbelta y un día entró y dije -wow- Recuerdo que se le llevó ropa y dijo que se la habían llevado una talla más grande, producción le respondió que no era eso si no que había bajado peso.

Andrea fue una participante muy polémica ¿qué piensa de eso?

No creo. De alguna forma se estaba protegiendo (…) De todas formas yo no hablo mal de las mujeres. Respeten a las mujeres y cuiden a los niños.

Entonces, ¿a quién considera como el más problemático?

Yo fui bastante problemático, el Loco, Óscar, Pitbull, Gago de alguna u otra forma (…) hasta Frank, el mas tranquilito que todos decían que era el ángel de Dios con los pajaritos, era problemático, porque tú puedes ser bueno, pero tanto tampoco es chévere, porque si pasa algo tú tienes que dar tu opinión.

¿Quiénes podrían llegar a la final?

Yo quisiera que llegaran los mejores. Mateo, Gago, Héctor, Lucho y Óscar.

¿Qué pasará el la fusión?

Aún no la hemos grabado. Viajo para eso este fin de semana.

¿Qué enseñanza deja el Desafío?

Aprendes de convivencia. A pasar trabajos (bromea) aprendes a valorar las cosas de la vida, cómo entrenarte, como superarte con las pruebas y aprendes de mucha disciplina y  lo más seguro. Si tienes corazón lo vas a tener que usar en algún momento del Desafío para defenderte o defender a otro.