La razón por la que realmente Britney Spears se rapó

5 de noviembre del 2019

Así lo reveló un nuevo documental.

Britney Spears

@voyalcinesola

A pesar de que Britney Spears ha tenido uno que otro problema en 2019, especialmente con su padre, Jamie Spears, su vida es más estable en comparación con lo que le sucedía en el año 2007. Para recordar, en febrero de ese año, la princesa del pop protagonizó uno de los momentos más escandalosos en la historia de las celebridades, uno que marcó a toda una generación, exactamente, cuando entró a una peluquería en Hollywood y con una máquina se rapó el pelo.

Aquel momento sirvió para delatar la obsesión de las personas con las celebridades y cómo el morbo puede afectar terriblemente la vida de un famoso, en ese momento nadie se preocupó por entender lo que le sucedía a Spears, pues solo la tacharon de extravagante, pero la salud mental no es una cuestión banal, algo que apenas en la actualidad se empieza a respetar.

En 2017, al cumplirse una década del bochornoso evento, Britney Spears compartió en sus redes sociales que se sentía “bendecida” por superar esa etapa de su vida y darse cuenta que en actualmente es una “mamá muy afortunada”.

Pero aún así, hay muy pocos detalles precisos sobre lo que llevó a la intérprete de ‘Womanizer’ a desprenderse de su cabellera que en aquel entonces era castaña. Evidentemente la celebridad estadounidense tuvo un breakdown mental, pero la explicación no es muy clara.

Afortunadamente, para los que se sienten curiosos respecto al fatídico suceso, recientemente la televisión británica pasó un documental sobre Britney Spears, en el que la primera persona con la que ella habló después de haberse quedado calva contó detalles sobre esa noche.

Se trata de la tatuadora Emily Wynne-Hughes, Spears entró a su local usado una sudadera de capota para tratar huir de los paparazzi. “No estaba segura de qué estaba ocurriendo ahí fuera. Parecía como si hubiera una revuelta callejera. Y de repente, la puerta se abrió lentamente y entró ella”, recordó ella en el documental titulado ‘Britney Spears: Breaking Point’.

“Me di cuenta enseguida de que Britney no tenía pelo. Le pregunté por qué se había rapado, y su respuesta fue un poco rara”, agregó Wynne-Hughes. “Simplemente no quiero que la gente me toque el pelo. No quiero que nadie toque mi pelo. Estoy cansada de que todo el mundo lo haga”, le respondió la artista, desvelando la sensación que le provocaba el darse cuenta de que era un juguete de la opinión pública.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO