¿Se destiñe Rock al Parque?

3 de julio del 2013

La asistencia no cumplió las expectativas. Músicos, empresarios y periodistas tratan de encontrar respuestas.

Rock al parque, Daniel Casas, Eduardo Arias, Santiago Arango, Julio Correal, Kienyke

Domingo 30 de junio, 9:00 pm, menos de 10 mil personas esperan el último concierto del día en Rock al Parque, la cifra es la más baja en la historia reciente del evento.

Empiezan las reflexiones y críticas en torno al festival más importante de Colombia, unos culpan a la curaduría que regresó a los sonidos más fuertes del Rock y olvidó las nuevas tendencias que se están consolidando en cada edición.

Otros consideran que la estrategia de comunicación y difusión de las bandas de cierre, en su mayoría desconocidas para un público más comercial, disminuyeron la asistencia al evento emblemático del movimiento Rock en Colombia.

Kienyke consultó a personalidades de diversos sectores de la música para reflexionar sobre esta edición. Daniel Casas, Julio Correal, Eduardo Arias, Santiago Trujillo, Santiago Arango, Andrés Gualdrón y Charry, músicos de la escena local, y Vicente Castro, asistente de Rock al Parque en los últimos 15 años, dan sus opiniones.

Daniel Casas, Kienyke

“Dejar que el chisme le ganara a la institucionalidad”, Daniel Casas

Daniel Casas, periodista y crítico musical, fue director de Rock al Parque desde el 2005 hasta el 2009. Apocalyptica, Jaguares, Zoe y Black Rebel Motrocycle Club se presentaron en estas ediciones. Para Daniel la decimonovena edición estuvo enmarcada por malos comentarios “que lo único que lograron fue confundir al público”.

Entre las bandas internacionales que participaron en el festival destaca la propuesta de Eruca Sativa (Argentina), Living Colour (USA), Dubioza Kolektiv (Bosnia), Bosnia Rainbows (USA) e Illya Kuriaki & The Valderramas (Argentina) y entre las bandas locales, Pornomotora, Hora Local, Alfonso Espriella y Shutmmaat Trio.

Sobre la baja asistencia de público en días como el domingo, Daniel cree que fallaron muchas cosas, desde la selección de las bandas hasta la comunicación.

-Aunque no parezca, hubo una buena selección de bandas, pero una programación desbalanceada por completo. Preocuparse más por asuntos como llevar Rock al Parque a México, que no pasó de ser un gasto económico innecesario y un desgaste logístico. Dejarse enredar por asuntos banales como el diseño del afiche del festival. No desarrollar un buen plan de medios ajustado a las necesidades del festival. No tener un lineamiento definido de lo que se quería con el festival. No tener unas políticas culturales de peso con relación al entorno que rodea el festival, es decir, que no existan procesos congruentes entre el sector del rock en Bogotá con el festival, y en general, dejar que el chisme le ganara a la institucionalidad. Hubo una falla garrafal y fue consignar en los medios la gira por México y desatender con anticipación las necesidades en medios del festival como tal.

Eduardo Arias, Kienyke

“Los metaleros dan ejemplo, son un público fiel a las bandas locales y nacionales”, Eduardo Arias

Eduardo Arias regresó a la tarima de Rock al Parque con Hora Local. Sobre los errores y la baja asistencia Arias afirma:

-Dicen que falló el cartel de invitados internacionales, pero el sábado de metal, que pude verlo por pedazos por televisión, lo sentí muy bien. El lunes sí noté muy poco público. Una lástima. Sobre la gira a México, no conozco los detalles de la gira, yo pienso que Rock al Parque es un festival que está en constante evolución y la evolución muchas veces tiene callejones sin salida. Este tipo de experiencias debe vivirlas un festival, correr riesgos, aprender de posibles errores. Pero, insisto, desconozco los detalles de la gira.

Para Eduardo el objetivo central de Rock al Parque es impulsar a las bandas locales, pero en algunos sectores y medios de comunicación se esperan más a las bandas internacionales:

-Desafortunadamente lo único que parece importar, sobre todo en la mayoría de los medios, es si viene o no viene tal o cual fulanito de Argentina o México. Los metaleros dan ejemplo, son un público fiel a las bandas locales y nacionales, y los recompensan con artistas extranjeros que ellos conocen muy bien. Es un público muy estudioso e informado y por eso responde mejor que el del pop, que parece estar más al vaivén de las modas, muchas de ellas pasajeras. 

Julio Correal, Kienyke

“La curaduría hizo lo que pudo con un presupuesto muy modesto”, Julio Correal

Para Julio Correal el cartel de metal fue el mejor en la historia de Rock al parque pero falló el presupuesto para otras “bandas festivaleras” dentro de la programación y una prensa “amateur” que no supo difundir la programación.

-Faltó talento que le diera peso al cartel, en mi opinión, la presentación de Dubiotza Kolktiv que tuvo 20.000 personas es un grupo festivalero con poder. No todos los grupos son festivaleros, el caso de Living Colors. Los Illya Kuriaky cumplieron con una poderosa banda de músicos pero el público bogotano pide más.

Para el empresario bogotano falló el cartel y más presupuesto para tener al menos un artista grande cada día. Sobre la selección en próximas ediciones y la curaduría de las bandas Julio cree que hay que acompañar la labor de este equipo para los 20 años de Rock al Parque en el 2014:

-Tenemos que acompañar esta labor y darle una mano al festival para el 2014, Re buena Onda producciones propuso a Dubiotza Kolektiv y fue un éxito. La empresa privada debe colaborar tanto en patrocinios como en el booking de artistas. La curaduría hizo lo que pudo con un presupuesto muy modesto que no fue apoyado por las empresas del distrito.

Sobre la primera gira internacional del Festival a México Julio considera que era necesaria y no cree que esta haya afectado los recursos para la programación.

-La gira internacional era necesaria, además casi todos los recursos fueron externos a Rock al Parque y la Embajada de México ayudó mucho, es bueno que conozcan todos los ámbitos y vean la realidad de otros festivales.

Andres Gualdrón y los animales blancos, Kienyke

“El afiche no fue el más acertado”, Andres Gualdrón

El músico y vocalista de Andrés Gualdrón y los animales blancos fue una de las bandas en el escenario plaza el día domingo. Para Andrés esta edición estuvo marcada por la ausencia de público y considera que hubo una falla en la comunicación entre la organización y el público.

-Aunque toqué en el festival y siento agradecimiento con la organización, debo decir que el afiche no fue lo más acertado. Aún así, el apoyo que se le dio a las bandas distritales y el contacto que se les facilitó con medios tanto emergentes como establecidos fue de gran ayuda para el posicionamiento de los grupos, en su mayoría desconocidos para una buena parte de la gente.

Andrés rescata el proceso de elección de las bandas distritales, su elección fue plural.

Charry, Kienyke

“La gente siente que Rock Al Parque sigue siendo el “Papa” de los festivales modernos de Rock en Colombia, debe responder igual o de hecho hasta con mejores artistas”, Charry

Charry es músico, guitarrista y productor. Fue guitarrista de la banda The Hall Effect y productor de artistas como The Mills, y Victoria Sur. Para este músico bogotano el festival perdió la credibilidad que había construido durante 19 años pero no cree que la culpa o los errores sean sólo de la institucionalidad:

– Pasó que el festival dejó un sinsabor por muchas razones y de alguna manera perdió la credibilidad que había ganado durante 19 años consecutivos. Pero creo que es un error pensar que toda la culpa recae sobre las directivas, el mismo público hace que el festival no crezca, y hasta que le gente tampoco sea consciente de que el festival le pertenece y que así como exige debe dar, las cosas no van a cambiar. Yo creo que sucedieron muchas cosas. He escuchado gente que afirma que la lluvia y el frío hicieron que mucha gente no asistiera al festival. También he escuchado que había partidos de fútbol a esa misma hora, u otros conciertos. Yo sinceramente creo que a pesar de esto, cuando uno quiere asistir a un evento, uno va sin importar nada de esto. Creo que hay varios factores.

El cartel tal vez no era lo que la gente esperaba, no necesariamente porque fuera malo, para nada, sino porque debido a los nuevos festivales que se están realizando en el país con artistas de renombre mundial que antes no venían al país, la gente siente que Rock al Parque siendo el “Papa” de los festivales modernos de Rock en Colombia, debe responder igual o de hecho hasta con mejores artistas, y pues esto, siendo honestos, no va a suceder, o por lo menos no con este tipo de funcionamiento que lleva el Festival. Además, creo que la idea de Rock al Parque como festival es un poco distinta a la del resto de festivales que se hacen en el país, es mucho mas educativa, por decirlo así y eso hay que tenerlo en cuenta. Yo creo que la gente o no sabe esto, o lo sabe pero no le interesa o simplemente no cree que deba ser así, y puede que tengan razón, pero para que esto cambie, el festival como tal debe cambiar totalmente en toda su estructura, desde su entrada gratuita, hasta la forma en que se realizan las convocatorias de artistas y demás.

Para Charry en próximas ediciones debe haber un cambio de enfoque, y sólo de este cambio se verán los resultados con mayor asistencia.

Santiago Arango, Kienyke

“Definitivamente tenemos un problema de formación de públicos en el país, para mí falló el público”, Santiago Arango

Santiago Arango es fundador y director de HagalaU ¡No pase de largo! , director del Festival Altavoz Antioquia y periodista de Radionica. Considera que es un momento para que Rock al Parque replantee temas como la curaduría y la programación. Para Santiago fue muy importante la gira de internacionalización a México, pero no deben ser acciones aisladas y deben mantener una continuidad en el tiempo para fortalecer el circuito de intercambios y de circulación de Rock al Parque.

-En Rock al Parque falló el público, el mayor responsable de un festival es el público, porque es la posibilidad de aprender, de ir a conocer a otras agrupaciones, empaparse de lo que pasa en otros circuitos latinoamericanos e internacionales. Creo que Rock al Parque hizo un trabajo importante de convocatoria, en redes sociales con una oferta diversa de muchísimas bandas. Definitivamente tenemos un problema de formación de públicos en el país, para mí falló el público. Hay también que hacerse la pregunta desde la organización, ¿cómo falló la comunicación con el público?

Falló también el tema de la posibilidad de fortalecer hace muchísimos años el tema de las redes y los circuitos con otros festivales más allá de los intercambios, fortalecer la escena nacional no se hace simplemente con intercambios, tiene que ir más allá de la presentación, a veces una presentación se convierte sólo en una anécdota. En el tema de programación sí hay algunas preguntas, ¿por qué unas bandas en este horario? Bandas que podrían tener un horario triple A, una banda como Peste Putante podría estar en el escenario Plaza, más gente que living Colour. Quizás no se hizo un sondeo en algunas bandas que convocaran a la hora de cerrar.

Santiago Trujillo, Kienyke

“Los 20 años serán la fiesta más grande y emocionante de la música en latinoamerica en el 2014”, Santiago Trujillo

Santiago Trujillo del IDARTES destaca la asistencia del primer día con un público de 120 mil personas y sobre la baja asistencia del día domingo y lunes reconoce que no colmó las expectativas:

-El domingo la lluvia estuvo presente todo el día y gran parte de la noche, además una propuesta curatorial de rock indie en la tarima principal no logró las expectativas, sin embargo la tarima BIO y ECO contó con una buena asistencia. El lunes pudimos disfrutar de un cierre emocionante y con una presencia de público en las tres tarimas y la Ecocarpa.

Rock al Parque ha tenido curvas en la asistencia, durante sus 19 años hay curadurías que privilegian nuevos sonidos o hacen énfasis en agrupaciones de nichos muy específicos, mientras que otras apuestan a traer artistas de circuitos más comerciales, este Rock al Parque hizo una apuesta por lo primero y se acercó a los sonidos fuertes, lo que explica el éxito del sábado

Rock al Parque ha traído prácticamente todas esas agrupaciones, la única que no alcanzó a llegar fue Soda Estereo, de resto casi todas las demás han tenido ya un espacio en el festival, el mercado anglosajón es mucho más costoso y el festival debe prepararse para poder contar con espacios para estas bandas y seguir su misión de posicionar la escena bogotana y fortalecer una nueva generación de grandes bandas latinoamericanas.

Santiago se prepara para los 20 años de Rock al Parque en el 2014 y promete grandes cierres con un presupuesto mayor al de este año:

-Los 20 años serán la fiesta más grande y emocionante de la música en Latinoamérica en el 2014. Tendremos para cada día grandes cierres y haremos homenajes a trabajos colaborativos entre bandas bogotanas e internacionales y traeremos algunas agrupaciones emblemáticas de la historia del Festival. Para esto es clave la vinculación de la empresa privada y de las empresas del distrito. Desde el Idartes ya preparamos un recurso mayor que permita continuar avanzando en el fortalecimiento de esta importante política pública.

Vicente Casas, Kienyke

 “La lluvia no era excusa, ya que cuando se realizaba el evento en el mes “lluvioso” de octubre la asistencia era masiva”, Vicente Castro

Vicente Castro es diseñador gráfico, músico y fotógrafo paisa. Desde 1998 viaja desde Medellín a Rock al Parque para disfrutar de la música y realizar el registro fotográfico. En la historia de Rock al Parque recuerda las presentaciones de Ultrágeno, Fear Factory, Robi Draco Rosa y la Derecha.

Para Vicente la baja asistencia de este año fue notable:

-Ya no se vieron las filas eternas que solíamos encontrar cada año. La lluvia no era excusa, ya que cuando se realizaba el evento en el mes “lluvioso” de octubre la asistencia era masiva, sobre todo el día sábado, que era especializado en el día de metal. Siento que la versión 20 del año próximo podría ser la última si el festival no se renueva urgentemente. Yo desde Medellín no puedo asegurar cómo funciona la escena en Bogotá. Pero el sueño de los músicos de estar allí en tarima se frustra cada año por la poca objetividad en el momento de su elección, yo he vivido esa frustración… Un elemento tan importante como la elección del afiche de esta versión es el fiel reflejo de cómo esa objetividad se ha perdido, la esencia del rock se sigue desvaneciendo y la bola de nieve de insatisfacción de los asistentes ha crecido tanto en estos últimos años que ellos no tragan entero y protestan con el solo hecho de no asistir.

Cree que faltó difundir información previa sobre las bandas, los contactos, horarios de ruedas de prensa.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO