Renacen los primeros tres ‘hits’ de Germán Castro Caycedo

Renacen los primeros tres ‘hits’ de Germán Castro Caycedo

21 de septiembre del 2015

Mi alma se la dejo al Diablo

Cuando en medio de la selva encontraron muerto a Benjamín Cubillos, junto a su cadáver había una Biblia y un cuaderno de notas. Al darse cuenta que no saldría con vida de la espesura de la manigua, decidió escribir un diario. “A Fermín le dejó la Biblia, a Félix estas hojas, a mi mujer el sueldo…Mi alma se la dejo al diablo“, fueron las últimas palabras escritas en ese cuaderno.

Germán Castro Caycedo lleva la reportería y crónica en sus venas. Él, como pocos lo saben hacer, vive y narra la realidad del país de una manera precisa, sensible y tan bien contada en sus obras periodísticas, que parece que estas cruzaran una y mil veces la línea de la ficción y la verosimilitud.

Benjamín Cubillos es el protagonista del libro ‘Mi alma se la dejo al Diablo’, de Germán Castro Caycedo. Fue un campesino de 26 años que en 1977 murió, al igual que otros más, cuando se internaron en la selva amazónica haciendo parte de un grupo de expedicionarios que buscaban hacer un proyecto turístico en la región. La selva se los tragó. Solo dos lograron salir con vida.

El escritor, nacido en Zipaquirá hace 75 años, ha publicado 24 libros. Solo cinco han sido ficción, y todos, sin exagerar, han llegado ser éxito tanto en Colombia como en países de habla hispana y lengua extranjera.

Sus obras se han publicado en una decena de idiomas. Y es que siempre que un libro suyo sale al mercado, al poco tiempo se convierte en el más vendido de la temporada. Es el cronista más leído de Colombia.

Castro Caycedo lleva toda su vida dedicada al periodismo. Empezó a la edad de 25 años como cronista taurino de la revista El Ruedo de Madrid. Un año más tarde ingresó al diario La República y al año siguiente fue redactor del periódico El Tiempo, donde sobresalió como un excelente reportero. Para este diario trabajó durante diez años y fue allí donde, gracias a su talento de contar historias con las letras, se ganó el trabajo de ir a buscarlas por todo el país.

Perdido en el Amazonas

Julián Gil Torres es un exmarinero de la Armada Nacional que quiso buscar fortuna y una vida propia en la selva amazónica. Al encontrarse con una tribu indígena desconocida que él buscó por varios años, desapareció.

Del exmarino nunca se supo nada. Pero Germán Castro Caycedo se adentró en la Amazonía y durante casi un año siguió los pasos de Gil. La historia de este hombre, y todo lo que lo rodeó, está recopilada en Perdido en el Amazonas, el primer libro de narrativa no-ficción escrito en Colombia. La obra se ha editado más de treinta veces.

Libros-de-German-castro-Caicedo-1

La pasión por la reportería de este periodista también se plasmó en la televisión. Por más de 20 años fue conductor y director del programa “Enviado Especial”, un espacio audiovisual que rompió con la forma tradicional en que se hacía periodismo. Él, con su alma de reportero, sacó las cámaras a la calle y empezó a contar historias de la forma en que nadie las había visto y escuchado.

Se retiró de los medios para dedicarse de lleno a sus pasiones: el periodismo y la escritura. En 1976 publicó su primer libro: Colombia Amarga, una recopilación de las crónicas hechas durante su trabajo en como reportero del diario El Tiempo y uno de los libros que es referente de crónica periodística.

Desde que Germán Castro Caycedo se sentó a escribir no se ha detenido. En promedio cada dos años publica un libro con la editorial que desde hace varios años ha sido su casa: Planeta.

El Karina

El 14 de noviembre de 1981, en el Pacífico colombiano, la Armada Nacional hundió en combate el barco El Karina. Navío que desde Alemania transportaba armas para el grupo guerrillero M-19.

Con entrevistas testimoniales de los guerrilleros, traficantes de armas, militares y civiles que fueron protagonistas de los verdaderos hechos, Germán Casto Caycedo cuenta en este libro: El Karina: la historia del buque, de su cargamento, de los muertos de lado y lado y de un avión robado que terminó hundido en un rio en la mitad del Amazonas.

Frente al continuado éxito que tres de sus obras han tenido durante casi cuatro décadas, Editorial Planeta acaba de hacer un relanzamiento de Perdido en el Amazonas, publicada en 1978, hace 37 años; Mi alma se la dejo al Diablo, publicada en 1982, hace 33 años, y El Karina que está cumpliendo 30 años de haber sido publicado.

Estas tres obras fueron las primeras de narrativa no-ficción publicadas en el país. Y llegan en una edición especial en la que el autor trabajó personalmente para presentarlas una vez más y deleitarnos con su narrativa.