Rituales para realizar durante el 31 de diciembre

Rituales para realizar durante el 31 de diciembre

30 de diciembre del 2018

Tradicionalmente se tiene la creencia de que hacer ciertas actividades el 31 de diciembre favorecerán la suerte del año venidero. A pesar de que su efectividad puede variar dependiendo de cada individuo y su forma de vida, preparar baños especiales con plantas seleccionadas, encender velas, usar ropa de cierto color y cargar determinados amuletos crean una energía que puede favorecer esos deseos que se tienen de generar cambios positivos en un nuevo ciclo que se inicia.

Aleida Bernal, propietaria de la tienda Alquimia, explicó que para dichas fechas están los baños amargos y dulces que se pueden hacer entre finales de diciembre y los primeros 7 días de enero. Hay marcadas diferencias entre las plantas que se usan para ello y la intención con la que se elaboran.

Los baños amargos traen una energía de limpieza y protección y se pueden hacer el 31 de diciembre en hora impar, o también durante días antes a cualquier hora. Suelen contener ruda, altamisa y verbena, usadas desde la antigüedad por sus propiedades sanadoras, a nivel físico y espiritual.

El objetivo de éstos es deshacerse de las experiencias negativas en cualquier nivel que se tuvieron durante el año que acaba de pasar, renunciando así a esas dificultades y abriendo un mejor camino en el año venidero.

Los baños dulces tienen el propósito de atraer las cosas positivas que se desean a nivel material o afectivo, como amor, abundancia y salud , usando plantas como botón de oro, pétalos de rosa, manzanilla, menta y yerbabuena. Estos se hacen el 31 de diciembre o 1 de enero en hora par, teniendo en cuenta también que se debe dejar impregnado en el cuerpo, sin secarlo con la toalla.

Como dato adicional sobre los baños, se puede limpiar la casa con ellos también buscando los mismos propósitos. Con el baño amargo, la casa se limpia de adentro hacia afuera simbolizando la limpieza de energías, y con los baños dulces se procede de afuera hacia adentro, como recogiendo y atrayendo lo positivo.

Respecto a la activación de velas y velones, se pueden ungir con esencias y dependiendo del color elegido se formulan los propósitos que se desean trabajar. El dorado se usa para la abundancia y la prosperidad en todos los aspectos, el plateado se relaciona con el trabajo y la economía, y el 7 potencias que integra los colores azul, rojo, verde, naranja, amarillo, morado y blanco.

Cada uno de estos tonos tiene asociado una función distinta. El blanco y el azul se usan para la salud y armonía, rojo para el amor, el verde, naranja y amarillo para la abundancia y el morado para transmutar energías negativas.

Es también común llevar en el bolsillo lentejas, que simbolizan la abundancia y el deseo de que no falte nada. Llevar dinero en la billetera y comer doce uvas a la media noche mientras de pide un deseo por cada una son otras costumbres que las familias disfrutan en un día en el que el compartir momentos felices es lo más preciado.

Sin importar qué rituales o agüeros se tengan, lo más importante es tener consciencia sobre la forma de actuar frente a la vida y cómo luchar correctamente por esos deseos que se tienen, ya que todo eso hará posible finalmente que los rituales y agüeros se materialicen o no.

¡Haga clic aquí y conozca en tiempo real toda la información de Colombia y el mundo!

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO