“García Márquez terminó manchado en su amistad con Fidel Castro”: Roberto Ampuero

13 de mayo del 2015

El novelista sentencia: “Condeno el mundo comunista que realmente existió”.

“García Márquez terminó manchado en su amistad con Fidel Castro”: Roberto Ampuero

Roberto Ampuero es uno de los más sobresalientes y prolíficos escritores chilenos del momento. Vino a presentar en Colombia su novela ‘Detrás del muro’, que habla de su experiencia en Alemania Oriental y en Cuba, pero también en la dictadura de Augusto Pinochet en Chile.

Tiene, entonces, experiencia propia, vivida, padecida en gobiernos de izquierda y derecha y ambos le parecen horrorosos.

Pero me contestó una pregunta más directa, que nos toca en el alma por la devoción y respeto que le tenemos al premio nobel García Márquez. Aceptó referirse a Gabo y su amistad con Fidel Castro:

-Hay escritores (afirma) que pueden ser muy grandes, pero deficientes políticos. En este sentido Gabriel García Márquez, con todo el respeto literario que me merece, tuvo una elección -vamos a decirlo de forma suave- no muy feliz al identificarse políticamente con un dictador como Fidel Castro, que ha sido el dictador que por más tiempo ha gobernado, no solamente en América Latina, sino en occidente, incluso ha superado a la dinastía de Kim Il Sung en Corea del Norte.

Es una etapa en la vida del gran escritor Gabriel García Márquez que obviamente no le hace un favor.

Cuando uno como intelectual, como escritor, como artista, abraza a un dictador, a un tirano, siempre termina manchado. Termina manchado el intelectual, el artista, y el que se favorece, se beneficia, sobre todo si se trata de un gran escritor, maravilloso escritor como García Márquez, es obviamente el tirano al cual el artista le da un abrazo.

¿Salió manchado, entonces, García Márquez?

Dicen sus memorias que intenta a través de la cercanía con Fidel Castro ayudar a personas que de una u otra forma sufrían, especialmente intelectuales, represión por parte del régimen cubano.

Pero de todas formas lo que queda en la historia es la amistad entre un gran escritor, un tremendo escritor universal, en nuestra lengua solamente comparable con Miguel de Cervantes, y el abrazo, la cercanía con un dictador, el que más tiempo, más decenios ha gobernado en nuestro continente.

Hablando de dictadores, ¿qué piensa del presidente Maduro, de Venezuela?

Se trata de un gobierno que está violando los Derechos Humanos, que no está permitiendo que se exprese en el debate el pueblo venezolano de forma libre, que está persiguiendo a dirigentes destacados de la oposición y encarcelándolos. Ha llevado el país a la ruina económica, uno de los países más ricos del mundo, con mayores reservas petroleras, un país que gracias a eso y con los altos precios que tenía y tuvo el petróleo pudo haber conducido a Venezuela a los niveles de los grandes países árabes que hoy nadan en recursos.

Creo que estos dos son fracasos evidentes, terribles, uno político y el otro económico.

Roberto-Ampuero-1

¿Qué contiene ‘Detrás del muro’?

Es fundamentalmente mi recuerdo de lo que fue mi vida detrás del Muro de Berlín, en la época de la Guerra Fría. Hemos visto todos probablemente una película maravillosa que se llamaba ‘La vida de los demás’, donde se cuenta la vida en la Alemania Oriental, en la Alemania comunista, detrás del muro.

Pero también se nos ha olvidado que hubo muchos latinoamericanos que vivimos detrás del muro sin poder salir de él durante mucho tiempo. Entonces cuento mi historia personal como chileno, como latinoamericano, a finales de los años 70, comienzos de los años 80, detrás del muro, del muro que caería prácticamente diez años después en 1989.

¿Sale de la dictadura de Pinochet y cae en la dictadura comunista alemana?

Así es. Cuando en 1973 se produce el Golpe de Estado en contra de Salvador Allende en Chile, y toma el poder el dictador Augusto Pinochet, yo que era militante de izquierda me voy de Chile -tenía 18 años-, me voy a vivir a un país comunista porque quiero ser consecuente.

Paso también un tiempo en Cuba, y al tiempo descubro que he salido de la dictadura de derecha de Augusto Pinochet para caer también en un régimen dictatorial de izquierda, comunista, como era el de Alemania Oriental, y como es el de Cuba.

¿Qué fue lo que encontró en la Alemania socialista?

Creo, y también lo da entender Goya, el gran pintor español, los sueños humanos pueden convertirse en grandes pesadillas. Esto de la doctrina socialista comunista de construir en la tierra el paraíso terrenal, el paraíso de la justicia, de la igualdad, de la fraternidad, de la prosperidad, que suena muy bien en los papeles, la historia concreta nos ha demostrado que ha llevado siempre a dictaduras y a países que nunca alcanzaron un grado de prosperidad, ni de modernidad, ni de libertad.

Por eso desapareció toda la Europa del Este, por eso desapareció la Unión Soviética, por eso Cuba se acerca a Estados Unidos, por eso el intento frustrado de Venezuela.

Siempre he condenado, a partir de mi conocimiento del mundo comunista, el mundo comunista que realmente existió, tengo que condenar, y lo condeno obviamente, aquellas dictaduras latinoamericanas de derecha que existieron en su momento y que cobraron la vida de muchas personas, y que cometieron muchas violaciones de Derechos Humanos, numerosas, miles.

¿Cómo resume su producción literaria?

Catorce libros, 14 novelas, un libro de ensayos sobre la obra de Jorge Edwards, gran escritor chileno y Premio Cervantes, y también un libro de ensayos sobre asuntos políticos de América Latina escrito conjuntamente con Mauricio Rojas, que fue un parlamentario del Partido Liberal Sueco.

Mi obra está traducida a más de 14 idiomas, tengo muchos lectores distribuidos por el mundo, cosa que me alegra enormemente. Porque cuando uno escribe, cuando uno es escritor, uno escribe en la soledad de su despacho, de su oficina, en su rincón, y en el fondo esa obra que se realiza en solitario lo que busca siempre es comunicarse por el mundo, es llegar a los lectores.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO