Aprenda el sistema braille en la Filbo 2017

Foto: Shutterstock

Aprenda el sistema braille en la Filbo 2017

5 de mayo del 2017

El sistema braille se basa en seis puntos que están divididos en dos líneas verticales. Así se van formando las letras del alfabeto, los números, los símbolos y signos de puntuación.

El Instituto Nacional para Ciegos (INCI) celebra los 30 años de la Feria Internacional del Libro de Bogotá con talleres de escritura en braille, los cuales facilitan la lectura a las personas ciegas y les permite gozar de una actividad que, aunque se supone visual, también es táctil.

El sistema braille en la Filbo 

“El braille es conocimiento y el conocimiento es poder”. Esta es la frase que abre los talleres teórico-prácticos, en los que el Instituto explica cómo funciona el sistema braille y muestra sus características principales.

Los talleres se dividen en varias actividades, que permiten tener un aprendizaje más íntegro del sistema. La primera consiste en reconocer las partes que conforman una letra, símbolo o signo de puntuación. A partir de eso, se pasa a adivinar algunas palabras que estarán expuestas en una pantalla.

Esto permite reconocer con más facilidad las letras y, así mismo, sus derivaciones.
También expone implementos para escribir como las regletas, el punzante y el papel braille, el cual sirve para que los libros perduren.

Pedro, uno de los invitados invidentes del INCI, afirmó que “uno de ciego lee con los dedos índice, puesto que ellos tienen mayor sensibilidad, por eso muy fácil fijar el dedo sobre la letra y reconocerla; uno no tiene que escarbar la letra ni explorarla de arriba abajo para saber que carácter es”. Asimismo, explicó que mientras una mano lee con el dedo, la otra señala la línea que tiene que leer, lo que le permite una ubicación espacial precisa.

Por otro lado, Pedro asegura que los libros impresos en braille se están acabando y que cada vez es más difícil conseguirlos puesto que la redacción es mucho más extensa y pasar un libro a ese sistema requiere más del doble de hojas.

Sin embargo, dice que la tecnología le ha permitido leer libros por internet gracias unos audífonos que le ayudan a entender lo que está leyendo. No obstante, recalca que no hay nada mejor que sentir un libro impreso en sus manos.

Finalmente, los talleres finalizan con la tarea de poder escribir el nombre en braille y deja la reflexión sobre crear lazos con los otros.

Con información de Canal Capital