The Whitest Boy Alive aterriza en Bogotá

The Whitest Boy Alive aterriza en Bogotá

4 de febrero del 2011

The Whitest Boy Alive es el nombre de una banda conformada por un noruego y tres alemanes que por alguna razón del destino tienen más sabor que muchos colombianos juntos. Ellos serán los encargados internacionales de abrir la temporada de conciertos de 2011, el próximo sábado 5 de febrero en el Jardín de las Delicias del restaurante Andrés Carne de Res en Chía (Cundinamarca).

Erlend Oye, quién lidera este proyecto musical y quien muchos podrían confundir con cualquiera de los fabulosos nerds de la serie televisiva de The Big Bang Theory, se dio a conocer hace algunos años con un proyecto que fue más conocido, Kings of Convenience. En Colombia, muchos lo escuchamos varias mañanas en el programa de Julio Sánchez Cristo, La W. Este grupo ha editado hasta el momento tres placas discográficas, la última de ellas en 2009, llamada Declaration of Dependence.

Tal vez sea interesante saber que Oye es considerado uno de los músicos contemporáneos más representativos de la historia reciente de su país, Noruega. Su apariencia de nerd al que jamás lo llaman para irse de fiesta, contrasta con un espíritu inquieto que lo ha llevado a ser parte de proyectos musicales de raíces muy diferentes. Él es quien prende la fiesta. Una de las canciones del disco debut de The Whitest Boy Alive fue escogida por los creadores del videojuego de fútbol Fifa 2010, y además ha creado su propia disquera, llamada Bubbles, que está al tanto de los proyectos independientes de música electrónica alternativa. Son datos que en definitiva se deben tener en cuenta, pero que se borran de la cabeza en el momento en que se experimenta la banda en estudio o en vivo.

Su álbum debut, Dreams, fue grabado ante miles de personas en el centro de Berlín para un importante medio de comunicación:

Fue en 2009 cuando les llegó la tarea de reconfirmar los rumores de ser una de las nuevas promesas musicales. Fue ahí cuando se enclaustraron en un estudio de grabación mexicano y produjeron el llamado Rules. La BBC de Londres manifestó lo siguiente: “este álbum debe empujar a The Whitest Boy Alive hacia audiencias más grandes e, inclusive, a vender más discos”

Esta agrupación comenzó en 2002 con la intención de ser una banda del todo electrónica. Pero el cometido se cumplió a medias, porque su trabajo tiene una tendencia clara hacia ese género musical. Los elementos usados son instrumentos tradicionales y ahora miran hacia la experimentación en su composición.

The Whitest Boy Alive está conformado por Erlend Oye en la guitarra y la voz; Marcin Oz, en el bajo; Sebastian Maschat, en la batería, y Daniel Nentwig al mando de los teclados. Llegan por primera vez a Colombia el próximo sábado 5 de febrero, donde los colombianos estarán frente a una agrupación que en 2010 dio la talla para cerrar una de las tarimas más importantes de Coachella, uno de los festivales musicales más importantes del mundo, y más de una centena de bares que mandan la parada en tendencias sonoras alrededor del planeta.