Una banda con mucho ‘Suin a la colombiana’

11 de julio del 2012

Monsieur Periné mezcla sonidos latinos, afroamericanos y franceses con la presencia de su bella vocalista. Una de las agrupaciones más escuchada por los jóvenes.

Monsieur Periné
Fotos por Jose Arboleda

El periné no es un hueso ni un músculo, es la parte del cuerpo que nos pone bailar. Es el chakra de la vitalidad, la voluntad, la supervivencia y la sexualidad, pero no es una sóla cosa, son todas juntas, como la música de Monsieur Periné; heredera de sonidos latinoamericanos, afroamericanos y franceses mezclados con magia, sabrosura y responsabilidad.

Monsieur Periné es un laboratorio experimental conformado por siete músicos veinteañeros con alma de antaño. La que lleva la batuta es Catalina García, una antropóloga que con cuatro idiomas enamora auditorios. Santiago Prieto está en las cuerdas, Camilo Parra en los vientos, Nicolás Junca en la Guitarra, Daniel Chebair en la batería, Fabián Peñaranda en el contrabajo y Miguel Guerra en la percusión. Una banda que se monta al escenario con sombreros, faldas y chalecos de colores.

Monsieur Periné

Por sus pintas no parecen colombianos, pero cuando la voz de Catalina salta de frases en francés -idioma que domina con mucho sabor- , a un español claro y con fuerza, Monsieur Periné muestra todas sus raíces. Sus presentaciones recrean un mundo fantástico y diferente al de los grupos juveniles de ahora. Llevan cinco años explorando, estudiando e inspirándose en el realismo mágico que han condensado en su estética que llaman “Suin a la colombiana”.

Monsieur Periné

Escuchan desde Daft Punk hasta José Alfredo Jiménez, pero concentran los oídos en la música de sus padres y abuelos. Los inspira la música tradicional latinoamericana, el son, la salsa, el tango, la samba, el vals, el bambuco, la cumbia, el bolero y, ante todo, el jazz de los años 30 y 50; Django Reinhardt,  Stéphane Grappelli y los demás del combo.

Monsieur Periné

Monsieur Periné suena perfecto con una copa de vino o un shot de tequila. Es sabor popular y elegancia. Una banda que empezó tocando en bautizos, primeras comuniones, matrimonios, fiestas de quince y de cincuenta años. En junio presentó su primer disco “Hecho a mano” en el Teatro Julio Mario Santo Domingo y abrió el concierto de Smashing Pumpkins en Bogotá. La agrupación se ha ganado, a pulso y con juicio, un lugar en el corazón de los jóvenes, proyectándose como una de los sonidos más importantes del momento.

[youtube width=”540″ height=”304″]http://youtu.be/SzVgIJogj5o[/youtube]

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO