Esta es la nueva campaña de Valentina Lizcano

Foto: Instagram

Esta es la nueva campaña de Valentina Lizcano

7 de diciembre del 2017

La actriz e influenciadora, Valentina Lizcano, publicó un par de fotografías que fueron el centro de las críticas en las que muestra partes de su cuerpo sin pena alguna.

En la primera, se le ve cubriendo sus senos con ambas manos y en la segunda, se observa sus glúteos expuestos. Pero, ¿a qué se debe este tipo de publicación?

Se trata de una campaña impulsada por Lizcano con la tendencia #YaNoTengoMiedoDeMostrarMisEstrias con la que busca impulsar que todas las mujeres se sientan cómodas y orgullosas de sus imperfecciones. En este caso la actriz quiso mostrar sus, casi invisibles, estrías en los glúteos. 

Hoy 5 de diciembre nos unimos @la.sra.celin y yo con un grupo de mujeres que viven y piensan lo mismo, todas estamos cansadas de escondernos, de no aceptarnos y hoy queremos mostrarte a ti que yo también tengo estrías o en este caso los senos caídos, los míos cambiaron mucho después del parto, la lactancia y me a costado mucho aceptarme sobre todo porque sobre mi pesa el título de #mujerfit y la gente cree que por alimentarme saludable y porque me apasiona la actividad física entonces mi cuerpo debe ser perfecto … Si supieran mis niñas, pues no? Mi cuerpo no es y jamás ha sido perfecto, nada más alejado de eso, antes de ser madre sufría por no tener nalgas grandes y por mis piernas flacas (llore todo mi adolescencia) luego con ejercicio mejore en algo eso????pero mis pechos se fueron al carajo, he tenido la posibilidad de operarme y hasta he tenido lipomas que me han tenido que extraer(razón por la cual no participe el año pasado en @ironman70.3cartagena no por pereza porque de eso no sufro) No he querido operarme porque eso me imposibilita un poco en el trabajo y como saben la actividad física de alta intensidad es mi pasión, pero en fin … Quitarme la camisa frente a un hombre me daba terror después de mi parto y no se diga ir a la playa y no llevar un bra que realmente las recogiera, ni se diga de los comentarios abusivos que he tenido que leer de algunos malos seguidores donde me dicen que me cuelgan y que eso no es de una mujer saludable ???? pero saben que? Ya no me importa, AMOOOO mi cuerpecito y adoro mis tetas caídas por que son símbolo de una mujer con historia que ha nutrido, alimentado y dado amor, de una mujer real y fuerte que hoy se acepta en público sin pudores, porque si los hombres y la mismas mujeres no tienen el más mínimo pudor en señalar, juzgar y criticar yo no tengo la más mínima vergüenza en mostrarme y gritar que me gusto, me amo y me acepto … Tengo estrías también en las nalgas y caderas y no saben cómo combinan con mi ropa interior ???? MUJERES DEJEN LA PENDEJADA, NO SE DEJEN APAGAR NI ENCERRAR EN ESTEREOTIPOS, ROMPAN EL MOLE Y CREEN UNO ÚNICO EN DONDE SOLO QUEPAN USTEDES Y SU AMOR PROPIO #yanomedapenamostrarmisestrias #sanalocura

A post shared by VALENTINA LIZCANO (@valelizcano) on

A raíz de esta publicación, tanto sus seguidores como los que no la siguen, la inundaron con una ola de comentarios positivos y de apoyo por la positiva campaña que promueve por medios de sus redes sociales y que busca que las mujeres sean más seguras de sí mismas..

Hoy en día Valentina Lizcano cuenta con más de 740 mil seguidores en su cuenta de Instagram.

Valentina Lizcano, la actriz que tocó fondo con excesos 

Hace unas semanas, en un nuevo capítulo de Auto Star, presentado por Andrés Wilches, la hoy entrenadora fitness de Protagonistas de Nuestra Tele, se subió para contar los días más difíciles de su vida. Lizcano habló de ese oscuro pasado como consumidora de drogas y alcohol, la muerte de su hermano y el por qué no llegó al altar. 

La oriunda de Cali contó de primera mano que la relación con su padre nunca fue buena por ser un hombre rumbero. Tenía un gusto particular por la fiesta y el alcohol. Sin embargo, cuando Valentina creció y quiso entablar una charla con él, se enteró de que había muerto en un accidente de automovilístico. 

La expresentadora del programa Bichos solía buscar el amor, compresión y cariño. No veía otra manera de conectarse con las demás personas. Nunca fue buena para tomar -se consideraba media copa-, se tomaba dos tragos y caía. Fue en ese mundo donde conoció las drogas.