Tarantino habla de su más grande arrepentimiento

Tarantino habla de su más grande arrepentimiento

7 de febrero del 2018

“Soy culpable por ponerla en ese auto, pero no por lo que la gente está diciendo que soy culpable”. Fue la frase que dijo el director de cine, Quentín Tarantino, al Hollywood Dead Line, luego de ser acusado por la actriz Uma Thurman de poner su vida en riesgo durante el rodaje de Kill Bill en 2003. 

Los hechos sucedieron en el marco de las grabaciones, cuando una de las escenas de la película tenía que ser rodada sobre un vehículo que conducía por una vía rural a una velocidad mayor a 30 kilómetros por hora. 

Desde un inicio, según la entrevista publicada por el medio hollywoodense, Thurman le suplicó en repetidas ocasiones a su director -Tarantino- que usaran un doble para la escena. Ella se veía bastante preocupada al ver las condiciones en las que se encontraba el auto. 

“Es el arrepentimiento más grande de mi vida. Haberla puesto en ese auto”, dijo Tarantino. 

Sin embargo, el director de ‘Malditos Bastardos’ expresó estar seguro de las capacidades de Thuman para conducir el vehículo y llevar a cabo la escena de la forma esperada. No todo terminó como él quería. El carro chocó contra un árbol, estremeciendo el cuerpo de la actriz. Sufrió lesiones en cuello y rodillas. 

Este es el video del accidente 

Nadie pensó que conducir el vehículo ese día, y en esas condiciones, pudiera terminar en un accidente como el que quedó captado en video. 

“Ella estaba preocupada por grabar la escena. Simplemente era conducir el vehículo. No era una escena acrobática. Debimos verlo de esa manera. Ese fue nuestro error”, expresó. 

Tarantino también aseguró que en un inicio él se subió al carro y lo llevó por la ruta establecida. No hubo problema alguno. Posterior a esa primera prueba, Uma lo hizo en la dirección contraria y fue allí cuando ocurrió el percance.

 “Ha sido uno de los arrepentimientos más grandes de mi vida. No haber probado el carro una vez más”, declaró. 

Pese a haber experimentado el recorrido con anterioridad, no se percató de una curva escondida que había en el camino.

“Pensé que no habría problemas”. 

Luego de lo sucedido, Tarantino expresó que a pesar del tiempo y de las circunstancias, siguen conversando, pero que “la confianza se ha roto”.