Aibo, la mascota robótica

Sony-aido

Aibo, la mascota robótica

2 de noviembre del 2017

A lo largo de la historia, una de las grandes preocupaciones de los seres humanos es que la tecnología los reemplace o interfiera en sus relaciones personales, labores y económicas. A propósito de este temor, en los últimos días la compañía japonesa Sony, realizó el lanzamiento de Aibo, una mascota robótica que está en capacidad de interacturar y responder a estímulos de otros seres vivos.

Esta mascota que Sony lanzó a la venta desde hace 10 años, pero que no había recibido actualización alguna a tal punto que muchos consideraban que no saldrían más versiones. El perro cuenta con el tamaño de un cachorro, es decir, 30 centímetros de alto y 12 de ancho, además, se estará en diferentes colores como blanco, negro, gris y blanco con negro.

Entre sus características principales están: Cámaras y micrófonos y la conexión vía internet permite a su amo interactuar a distancia a través de un smartphone, además cuenta con diversos sensores en sus ojos capaces de expresar emociones y responder a estímulos humanos.

Este es el prototipo de Aibo, la mascota robótica de Sony que saldrá a la venta en 2018.

Los expertos aseguran que la nueva versión de este perro robótico hace parte de la apuesta de Sony por crear artefactos que sean capaces de brindar cariño a los seres humanos, sin los cuidados que requiere una mascota real. No obstante, esta postura ha generado opiniones divididas, por un lado están quienes se muestran a favor del robot ya que ayudaría a las personas a conocer sobre las implicaciones y compromisos que requiere tener un perro, mientras que otros aseguran que podría ocasionar que un numero considerable de individuos opten por este tipo de robots y no por los reales.

Aibo puede adaptarse a su entorno, conocer si su dueño está cerca o no e incluso si hay voces altas que indicarían una discusión o momento tenso donde su presencia sería necesaria. Además, puede realizar movimientos típicos de un perro como rascarse, mover las orejas, la cola y correr tal y como lo hace un cachorro.

No se sabe si esta mascota llegará a Colombia y Latinoamérica, sin embargo, en los mercados europeos, asiáticos y estadounidenses tendrá un valor de 1.750 dólares, aproximadamente 5.3 millones de pesos colombianos.