¿Conoce usted a los peces de pelea?

¿Conoce usted a los peces de pelea?

11 de octubre del 2017

Entre luchas ilegales en el lejano oriente, existe una especie de peces que se corona como el ganador de esta práctica.

Se trata del pez Betta Splendens o Betta, conocido como el luchador de Siam. Esta es una especie en la familia de los peces asiáticos que habita de manera original en aguas dulces cálidas del sureste de Asia. Su tamaño comprende los seis cm. En teoría, alcanza los 2 años, aunque en cautiverio pueden alcanzar los 4 a 5 años de vida y pesan alrededor de 270 gramos.

Generalmente son carnívoros, puesto que se alimentan de zooplancton, larvas de mosquitos, entre otros insectos. Presentan una variada gama de colores en sus escamas, rojo, azul steel, negro, verde, morado, celofán, marrón, turquesa, mustard gas y más.

Existen algunas subespecies dictadas por la morfología de estos peces, los más conocidos son: corona, que tiene una modificación principalmente en su cola y las aletas, ya que éstas muestran picos semejantes a la de las coronas.

Está el cooper, destacado por sus especiales colores, con una tonalidad base oscura y que al reflejar la luz dan visos metálicos, a esto se debe su nombre, que significa cobre. Finalmente está el dragón, se caracteriza por el tipo de escama, que es más grande de lo normal, así al reflejar la luz provoca destellos blancos.

En uno de los países del cual los Betta son originarios, Tailandia, se han usado desde hace varias décadas como peces de pelea o lucha. Al ser recogidos, eran criados por esta habilidad, así sus dueños podrían lograr de manera fácil grandes sumas de dinero.

Siempre han sido clandestinas e ilegales, estos son ubicados en cuadriláteros de cristal, donde los apostadores observan con entusiasmo. Estos encuentros pueden durar hasta tres horas y el dueño perdedor puede continuar o aceptar la derrota, si el pez muere a la persona se le ofrece una pequeña cantidad de dinero.

En la actualidad, estas peleas no presentan mucha acogida, puesto que sus dueños prefieren criarlos y mantenerlos de una forma en que puedan conseguir diversos colores y estilos.