¿En qué consiste el cáncer de bazo en los perros?

17 de octubre del 2019

Conozca los signos y tratamientos.

¿En qué consiste el cáncer de bazo en los perros?

freepik

Hace poco ‘La Gorda Fabiola’ reveló que su mascota, quien la acompañó por más de 12 años, murió debido a un cáncer de bazo que no se detectó a tiempo. Es importante explicar de qué se trata esta enfermedad en estos animales para que tengan un oportuno tratamiento.

Al igual que los seres humanos, en general los animales domésticos pueden sufrir de varias enfermedades, entre las más graves está el cáncer de bazo y es un padecimiento que es difícil de detectar por su camuflaje.

Lea también: ¿Cómo una mascota mejora la vida de los adultos mayores?

El bazo es una especie de almacén de sangre en el cuerpo y funciona como un órgano que combate infecciones y mantiene el equilibrio de los líquidos en el sistema. Además ayuda a controlar la cantidad de sangre en el organismo y erradica por completo las células envejecidas y dañadas. Aunque la vida de un perro y de un ser humano puede seguir normal sin este órgano, estaría expuesto a enfermedades e infecciones.

 El hemangiosarcoma o cáncer de bazo

Hemangiosarcoma es un tipo de cáncer que se presenta como un tumor en el bazo, corazón, piel, el hígado, aunque cualquier órgano se puede ver afectado y es común en los perros y muy rara vez los gatos.

Este tumor maligno proviene de las células del endotelio vascular y es la enfermedad que más se presenta en los perros, incluso más que otras afecciones.

El diagnóstico del padecimiento se hace mediante histopatología tras extirpar el bazo por esplenomegalia o la presencia de un nódulo, y se debe someter a una quimioterapia para inducir la remisión. Las mascotas pueden sobrevivir hasta nueve meses después del tratamiento.

Aunque detectar el cáncer de bazo puede ser confuso, existen varios síntomas que se podrían asociar.

Signos y tratamientos de la enfermedad

Los padecimientos dependen a menudo de la localización del tumor y van desde encías pálidas y descoloridas, una masa dura en el estómago, intolerancia al ejercicio, dificultad para respirar, masas blandas o duras en la piel y la ausencia absoluta de síntomas.

El tratamiento consiste en la extirpación quirúrgica de la masa, denominada esplenectomía y se trata siempre y cuando sea posible. En el caso de un tumor maligno, este padecimiento no se cura con la intervención, pero consigue alargar la vida de la mascota.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO