¿Es mala la comida de humanos para las mascotas?

¿Es mala la comida de humanos para las mascotas?

17 de noviembre del 2017

Las mascotas se han convertido en el centro de atención, cariño y amor de los seres humanos, por lo que en muchas ocasiones, queremos consentirles y demás, por ejemplo, se nos ocurre darles de nuestra propia comida, como recompensa o simplemente como un gran gesto hacia ellos. Lo que muchos no saben, es que esto puede llevar a grandes complicaciones en la salud de los animales, incluso hay ciertos alimentos que les puede resultar tóxico o letal.

Más allá de los más conocidos, como los chocolates, la cebolla o el ajo, que son perjudiciales para los perros y gatos, existen otras comidas prohibidas para los animales. El problema de que a las mascotas se les mantenga con una dieta a base de comida humana yace en que no será balanceada y no obtendrán todos los nutrientes necesarios para desarrollarse, tener unos huesos sanos, un cabello brillante y una esperanza de vida larga.

Para eso está el concentrado o pienso que es especializado en una dieta nutritiva en mascotas, muchos pueden pensar que esto es solo un alimento artificial, pero en realidad, está hecha con ciertos ingredientes de procedencia natural, además, con una extensa variedad, será fácil hallar una versión que resulte adecuada para el tipo de perro o gato que usted tenga.

Por ejemplo, el consumo de azúcares y sales es completamente dañino para el animal, su tamaño e intestino más corto no les permite metabolizar bien los alimentos que los contengan. En el caso de los azúcares, los perros o gatos generará un aumento de glucosa en sus organismos y les hará presentar problemas circulatorios, afectando un gran número de órganos.

Si las mascotas consumen sal, esto les puede causar irritación en el tracto digestivo, aparte, esta termina acumulándose, ya que ellos no sudan de la misma manera que nosotros y no la expulsarían bien. Además, el alto nivel de grasa que contienen nuestros alimentos, sobre todo los fritos, provocará obesidad, alterando la función del estómago y los intestinos, como también, las articulaciones, que se verán afectadas por el peso anormal.

Incluso algunas verduras y frutas pueden causar cólicos y problemas estomacales. Por eso, en definitiva, es mejor evitar su consumo, que desencadenará flatulencias, vómitos, diarreas y enfermedades mucho más graves.

Si quiere intentar una dieta para las mascotas que incluya comida común y corriente, tiene que seleccionar una dieta que sea rica en proteína animal, sin sal, bajos en grasa, glucosa y altos en fibra, por lo que se recomienda organizarla en compañía de su médico veterinario de confianza.