¿Cómo diferenciar a un gato de una gata?

1 de diciembre del 2017

Si quiere adoptar o le da curiosidad, esto le ayudará a diferenciar un gato de una gata.

¿Cómo diferenciar a un gato de una gata?

Los gatos son personajes particulares de la naturaleza y serán un gran invitado si se incluyen en el hogar. Por tanto, si está pensando en adoptar un minino y tiene preferencias entre el sexo, o recientemente, ha recibido visitas de un felino en su patio o jardín y le ha entrado la inquietud de saber si el personaje es macho o hembra, a partir de estas señales podrá identificarlo.

Señales le ayudar a saber si es un gato hembra o macho.

Si tiene la posibilidad de ver dos gatos, una hembra y un macho, notará que el gato es más grande, de cuerpo ancho y más pesado, mientras que la gata es más delgada, ligera y camina con más delicadeza, un experto podría percibirlo, tan solo en los rasgos del rostro.

Para notarlo en su zona genital, es más fácil identificar una hembra, imagínese un punto y coma (;), acérquese cuidadosamente a la mascota, levante la cola, donde encontrará un punto bastante notorio, este es su ano. Aproximadamente a un centímetro, verá una especie de ranura, es decir la vulva, la nunca estará muy distanciada del ano.

En el caso de un gato (macho), imagínese dos puntos (:), debajo del ano. Más o menos, a tres centímetros, en un bulto cubierto de pelos, se encuentran los testículos, su tamaño variará dependiendo de la edad o si está castrado o entero. Seguido de este, está su pene.

Otras diferencias claras se puede observar en su color. La mayoría de los gatos naranja o rojizos son machos, aunque hay varias excepciones, en el caso de los gatos cálicos o carey, seguramente se trata de una hembra, porque estas son las que poseen más de dos colores; negro, blanco, rojizo, rubio, etc.

Hablando de los cálicos, solo un gato de cada 3.000, será macho, y este, probablemente, no será muy saludable, incluso, su madre podría matarlo de bebé.

Cuando se habla de gatos machos, tienen una actitud muy territorial y más independiente, por lo que se sugiere castrarlos. Las hembras son más hogareñas, sociales y más cariñosas. Claramente, hay casos especiales.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO